La Promesa: Cuando la palabra sí vale

La Promesa escrita por el dramaturgo soviético Alexei Arbuzov nos narra la historia de Lika, Marat y Leonidik tres jóvenes rusos que verán sus vidas cambiar al producirse el cerco de la ciudad de Leningrado durante la Segunda Guerra Mundial. Dicho acontecimiento dará pie a un trío amoroso que solo la promesa de una verdadera amistad puede poner a prueba.

El reconocido director teatral Roberto Ángeles dirige a aquí a tres de sus más recientes y jóvenes exalumnos: Andrea Alvarado, Diego Salinas e Ítalo Maldonado. Es la primera experiencia fuera de su taller que tienen los dos primeros (Ítalo ya ha trabajado en una puesta anterior del director) y no lo hacen mal, los tres jóvenes actores son capaces de llevar con solvencia la ficción que se desarrolla durante los 14 años que narra la historia. Destacamos la energía que proyecta Andrea Alvarado en las escenas de mayor intensidad dramática en donde la actuación debe sobresalir dentro de un juego de escenografía, vestuario e iluminación austeros, pero que es el producto de la producción independiente de estos tres muchachos cuya labor rescatamos.

PROMESAS INDIVIDUALES

Para el actor Diego Salinas la vida está llena de promesas individuales, éstas son las motivaciones que nos hacen salir adelante cada día, promesa para cumplir algún sueño o de encontrar a la persona que se ama: “…la promesa que los tres personajes se hacen en esta obra es muy particular porque se da en medio de la guerra, de la nada, la miseria y el dolor; y lo que deciden es amarse toda la vida incondicionalmente y cumplir sus sueños que es lo único que la guerra no les ha quitado. Cómo los tres se han encontrado en estas difíciles circunstancias hace que su promesa sea imposible de romper pase lo que pase”.

Andrea Alvarado complementa lo expresado por su compañero diciendo que la promesa que se hicieron los tres amigos hace que sobrevivan a la guerra, que sea su mayor motivación para vivir, por eso la actriz se cuestionaba porque su personaje no es capaz de decidir quedarse con el hombre que ama: “En la obra vemos a quien Lika ama como hombre, al otro lo ama como madre, pero lo que yo me preguntaba es porque no le dice a quien ama lo que siente por él y le pide que se quede con ella. Yo mismo me respondía que lo más lógico es que sea por la época, en donde la mujer no tenía decisión y dependía de las acciones de los hombres… ahora eso ha cambiado”.

EL DIRETOR

Roberto Ángeles, su director se identifica con la obra en el sentido en que el hombre o la mujer de verdad deben buscar el amor en otra persona con la cual sean capaz de realizarse, pero también un hombre o mujer de verdad debe ser capaz de realizar sus propios sueños y deseos para sacar su máximo provecho y tener una vida plena de experiencias. Al mismo tiempo estas personas deben ser valientes para proyectarse al medio en el cual viven o al cual pertenecen, es decir aportar al desarrollo de esa sociedad.

La Promesa es un drama que le afecta sobre todo a la gente joven, que debe vivir el enfrentamiento entre buscar la verdad en todos los aspectos de la vida: el amor, la amistad, la realización personal, la vocación de servir a la sociedad; con el acostumbramiento de la sociedad a no luchar, a la conformidad y a la mediocridad que muchas veces sucumben nuestra propia realidad y el de la sociedad en la que vivimos.

La Promesa se puede ver hasta el domingo 23 de septiembre, de jueves a domingo a las 8:00 de la noche, en el Centro Cultural Ricardo Palma de Miraflores.

Sigue a El Perfil en
Te puede interesar