Este artículo es de hace 5 años

Jaime Yoshiyama llegó a Lima y deberá cumplir prisión preventiva

Será conducido a Requisitorias, informó su abogado.

EL PERFIL
/
Por EL PERFIL
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

Procedente de Estados Unidos, el ex secretario general de Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular), Jaime Yoshiyama, llegó esta noche a Lima, donde debe cumplir prisión preventiva por 36 meses.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Yoshiyama retornó a la capital en un vuelo comercial en compañía de su abogado Humberto Abanto, quien dijo que el ex dirigente fujimorista será conducido a la sede de Requisitorias de la Policía Nacional, luego a la carceleta del Poder Judicial y finalmente a un penal.

Según el abogado, se espera que la justicia vele por la integridad física de su defendido.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Yoshiyama había viajado en octubre de 2018 a Estados Unidos para tratarse de una supuesta enfermedad que le afectaba los ojos.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

En enero pasado, la Segunda Sala de Apelaciones declaró infundada la apelación presentada por su defensa y ratificó la orden de prisión preventiva de 36 meses en su contra, la cual no se había podido cumplir por encontrarse fuera del país.

El ex secretario general de Fuerza Popular está comprendido en la investigación de la Fiscalía por presunto lavado de activos en el caso de los aportes que Odebrecht dio a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

A Yoshiyama se le acusa de pertenecer a la cúpula de la presunta organización criminal que se formó al interior de Fuerza Popular, y de haber recibido dinero de Odebrecht para la referida campaña.

Según su versión, fue el empresario Juan Rassmuss Echecopar, fallecido el 2016, quien donó el dinero ingresado a la campaña de Keiko Fujimori a través de falsos aportantes.

Lo último