Cumplía cadena perpetua

Murió Abimael Guzmán, uno de los terroristas más sanguinarios del mundo

Su muerte se produjo por un cuadro de neumonía.

Este sábado 11 de septiembre al promediar las 6:45 de la mañana murió uno de los terroristas más sanguinarios del mundo, Abimael Guzmán, según informó el Instituto Nacional Penitenciario (INPE). Tras realizarse la diligencia de necropsia, el Ministerio Público confirmó que el fallecimiento se produjo a consecuencia de un cuadro de neumonía.

El mayor genocida de la historia del Perú fue capturado en 1992 y cumplía cadena perpetua en una celda unipersonal en el centro de reclusión de máxima seguridad de la Base Naval del Callao por ser el cabecilla de la organización terrorista Sendero Luminoso que asoló al país y engendró violencia y destrucción nunca vista en toda América Latina.

Según el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), la guerra interna de los años 80 y 90 dejó cerca de 70 mil víctimas mortales en el país. Poco más de la mitad de esas muertes son atribuidas a Sendero.

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último