Este artículo es de hace 6 años
Peligro social

‘Gringasho’ iba a desatar una matanza en Trujillo

Había planificado asesinar a cuatro de una organización criminal rival de la que él encabezaba. Exministro del Interior recuerda que el sicario cometió delitos siendo menor de edad.

Ernesto Toledo Brückmann
/
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

La Policía informó que ‘Gringasho’ iba a desatar una “matanza” en el distrito de El Porvenir, provincia de Trujillo (La Libertad). Había planificado asesinar a cuatro sujetos de una organización criminal rival de la suya, en una fiesta que se iba a celebrar la noche que lo arrestaron, sábado 8.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Para perpetrar el múltiple homicidio, el presunto cabecilla de ‘Los Malditos de Río Seco’ iba a utilizar la metralleta y las municiones que la PNP le incautó.

“El ataque lo iban a perpetrar él y otros cinco sujetos, posiblemente algunos de Lima que habían venido a Trujillo con él”, indicó el coronel PNP Walter Palomino Simón, jefe de la División de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia (Divicaj).

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Menor de edad

El exministro del Interior, Wilfredo Pedraza, sostuvo que los delitos cometidos por Alexander Manuel Pérez Gutiérrez, “Gringasho”, siendo menor de edad, son registrados pero no considerados como un factor de reincidencia ya que las condenas impuestas en el sistema penal juvenil así lo establece.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

“Como adolescente él (Gringasho) técnica propiamente la sentencia que tuvo como delincuente juvenil no se considera como un factor de reincidencia”, señaló al diario PERFIL y en referencia a la reciente captura, en el asentamiento humano Kumamoto del distrito de El Porvenir, provincia de Trujillo, del conocido sicario juvenil, a quien se le encontró un fusil.

Tras indicar que la reincidencia de “Gringasho” será considerada solo a partir de este último delito, Pedraza aseguró que “no hay un problema de falta de leyes sino de aplicación de la ley”.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

“La legislación está adecuada porque en principio general, los adolescentes no cometen delitos sino infracciones y por eso el tratamiento es diferente. En teoría, el adolescente está en proceso de maduración y se puede equivocar”, indicó.

Sicario a los 16

A los 16 años de edad “Gringasho” se convirtió en el sicario más joven del Perú al tener en su haber una serie de crímenes de algunos delincuentes más raqueados de Trujillo.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Junto a su tío Roberto Carlos Gutiérrez Guzmán (a) “Soli”, se habían convertido en los líderes de la organización criminal “Los Malditos de Río Seco”, banda que se alió a “Los Plataneros” para tomar el control de los cupos y extorsiones en la ciudad de Trujillo.

En setiembre del 2011 fue arrestado por asesinar a sus excompañeros de banda Rully Ventura Vásquez y Edwin Marreros Silva, dos supuestos criminales del distrito El Porvenir que trataron de formar sus grupos delincuenciales por cuenta propia. El Poder Judicial lo sentenció a seis años en el Centro de Rehabilitación de Trujillo, de donde fugó en la madrugada del domingo 30 de abril del 2012.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Luego fue atrapado y encerrado en Maranguita, lugar de donde también fugó junto a otros 26 internos.

Volvió a ser capturado y refundido en los fríos barrotes del penal de Piedras Gordas en Ancón de Lima, de donde salió en libertad en noviembre del año pasado tras cumplir su condena.

Considerando historial delictivo

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Después de varias cuadras de persecución “Gringasho” fue reducido y en uno de sus bolsillos se le encontró una cacerina abastecida con 10 balas, un celular y varios chips.

Asimismo, los sabuesos del Depincri Este iniciaron una búsqueda para dar con el bulto que había arrojado otro de los hampones en su intento de fuga y en un jardín del lugar encontraron un estuche de lona con fusil, marca Benelli MR1, con 3 cacerinas y 78 cartuchos sin percutir.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Sobre esto, el exministro del Interior sostiene que el juez podría considerar su historial delincuencial para aplicarle una pena drástica.

“La sola posesión de un arma ya es un delito. El juez sí tiene facultades para, sin calificarlo de reincidencia, tomar en cuenta su historial delictivo y sobre esa base aplicarle una pena bastante alta”, sostuvo tras añadir que la reincidencia siendo mayor de edad le impedirá a “Gringasho” el acceso a beneficios.

Lo último