Este artículo es de hace 3 años

Christian ve una luz en la Cueva. Es fichado por Al-Fateh de Arabia Saudita

Christian Cueva escribió: "¡CONFÍA! Dios convierte las crisis en oportunidades, las pruebas en enseñanzas y los problemas en bendiciones. Gracias, padre".
Mauricio Guevara

El futbolista Christian Cueva, el engreído de Gareca, tiene una nueva oportunidad para seguir en el fútbol a sus 29 años después de que su último club Yeni Malatyaspor lo separara por indisciplinado.

La buena nueva es que fue fichado por el club Al-Fateh de la Primera División de Arabia Saudita. Su contrato estipula que se quedará en el club una temporada y media. Luego de esta noticia, Cueva escribió en sus redes sociales: “¡CONFÍA! Dios convierte las crisis en oportunidades, las pruebas en enseñanzas y los problemas en bendiciones. Gracias, padre”.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Cueva hace poco había sido separado de su club anterior por indisciplinado. Con apenas 8 partidos jugados en Yeni Malatyaspor, “Aladino” rescindió contrato con el cuadro turco, a pesar de que el club quiso llegar a un acuerdo para poder mantenerlo en el plantel.

Christian inició su carrera en el club Universidad San Martín, y luego de actuaciones memorables, pasó a ser jugador del cuadro Universidad César Vallejo, en donde dio rienda suelta a sus actos extrafutbolísticos y terminó siendo apartado de un equipo por primera vez en su historia.

Luego de esto, Cueva salió de tierras incaicas, y de manera increíble no se supieron más cosas que solo fútbol de él. Después de haber pasado por Unión Española y el Rayo Vallecano, Aladino tuvo que regresar al fútbol peruano para buscar un repunte en su carrera, y que mejor que hacerlo en Alianza Lima.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Convirtiéndose en la pieza fundamental del equipo, Christian llevó al club victoriano a dos subcampeonatos; sin embargo, lo que también llevó fueron problemas, pues sus constantes actos de indisciplina le causaron ganarse el odio de la hinchada íntima, llegando incluso a la agresión física.

Sin embargo, el mejor momento de Aladino llegó con la contratación de Ricardo Gareca como técnico de la selección nacional, pues sería convocado por el Tigre para la Copa América 2015. Cerrando bocas a todos los críticos, Cueva ayudaría a la selección a ganar el tercer lugar del torneo entre naciones.

Tras este increíble repunte, Cuevita tendría un paso impecable por México, en donde alcanzó el brillo de la mano del Toluca FC, para luego conseguir lo mismo con el São Paulo de Brasil. En estos dos clubs Christian demostró que estaba hecho para el fútbol profesional, llenando al pueblo peruano de ilusión.

Pero, como una copa de cristal, la ilusión se rompería, pues, luego de ser traspasado al Krasnodar de Rusia, Cueva no logró adaptarse a la competencia europea y decidió volver a Brasil. Marcando un récord con su fichaje, el Santos FC no dudó en contratar a Christian, pero el jugador peruano terminaría siendo solo un dolor de cabeza.

Sin poder lograr la permanencia en el primer equipo, Aladino empezó su caída en picada. Luego de problemas contractuales con el equipo brasileño, el peruano logró ser prestado al Pachuca de México, en donde jugó uno que otro partido, pero no llegó a más. Tras esto pasaría al Yeni Malatyaspor, el resto es historia conocida.

Compartir
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp