Este artículo es de hace 4 años

Los días que se acercan no serán los mejores

Presidente Vizcarra confirma que hay 554 peruanos muy graves auxiliados por ventiladores mecánicos. Número de contagiados sigue en ascenso.
Paco Moreno

He escuchado que, en esta cuarentena, muchos se están acercando a Jesús. Cuidado. No vayan a contagiarlo.

Hay que creer y mucho en que saldremos de esto. En que después de esto la salud ya no será el negocio de los miserables que pregonan las asociaciones público-privadas para hacerse ricos.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Hay que creer en que la educación pública debe recibir de presupuesto el 6% del PBI, tal como lo propuso el Acuerdo Nacional. No es posible que los padres de familia tienen que organizar polladas para pintar las aulas.

Hay que creer también que los que se están haciendo ricos robando en plena emergencia con la venta de mascarillas, alimentos, ventiladores mecánicos irán a acompañar a Keiko y a Susana a la cárcel.

No hay otra forma de caminar al futuro que creyendo en ideales y peleando con optimismo.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Eso de esperar la solidaridad de los multimillonarios no es luchar sino coronarte de ingenuo. Hace falta mucha plata para combatir el virus y el impuesto a los ricos tiene que darse. Es por el bien de ellos mismos.

Los días que se acercan no serán los mejores; pero ya llegará el día en que digamos: “Le estamos ganando”.

El presidente Vizcarra, quien hace lo que puede, confirmó que hoy, día 42 de la emergencia, hay 554 peruanos muy graves auxiliados por ventiladores mecánicos. El contagio sigue creciendo y trepó a más de 27 500.

Tiene razón César Hildebrandt: “El mundo que se ha venido abajo es de derechas”. “No habrá futuro sin un cierto grado de socialismo en la redistribución”. 

Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Compartir
Sobre la firma
Avatar photo
Por Paco Moreno Director periodístico de EL PERFIL
Seguir:
Ayacucho, 1977. Estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde tuvo como maestros a César Lévano, Juan Gargurevich, Manuel Jesús Orbegozo, Óscar Pacheco, Julio Estremadoyro, Ricardo Falla, Sonia Luz Carrillo, Carlos Eduardo Zavaleta, Zenón Depaz, Aurora Bravo y otros grandes docentes. Ha publicado dos libros de periodismo literario, Gente como uno (2011) y Rebelde sin pausa (2016); uno de cuentos, El otro amor de mamá (2012); y una novela, El jinete en la hora cero (2021).
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp