Avatar photo
Este artículo es de hace 6 años

Muñoz, alcaide

/
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

Ganó Jorge Muñoz, el Castañeda pituco – si resistes escucharlo hablar más de 5 minutos eres héroe, el ungido en el Centro Empresarial Real, amado por Aldo Mariátegui y Madeleine Osterling, hijo de Miraflores en una Lima que se creyó de LimaFlores, el de Acción Popular pero no formado en Acción Popular, el amado por Jaime de Althaus y picoys, el que puede hablar de Barrantes y el vaso de leche y se caen las águilas negras de Lima y se van corriendo hechos gatos.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

El de la foto de la frejolada en la embajada brasileña, el de la inversión millonaria a diferencia de Velarde, el que tuvo la suerte de parecerse al gringo Karl, porque pareces buena gente, el preferido del hampa, de las Malvinas y Cachinas y de los que creen que es un tramitador con pinta y actitud de embajador de un solo idioma, la incertidumbre, el del voto estratégico en las redes sociales con publicidad para no votar en vano, y le llaman democracia digital y con eso se ganó a los jóvenes, pues mejor siempre será un pituquito con presencia que otro golpeado sin decencia, hay, hermanos, muchísimo que hacer, Jorge Muñoz ha ganado.

Entra a su oficina, susurra:”Y ahora qué chicha hago con esta Lima que se equivocó conmigo”.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD
Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Lo último