Mastodon
Este artículo es de hace 6 años

Migrantes: una crisis que recomienza tan pronto acaba

Si bien Latinoamericana es sacudida por el éxodo que se produce desde Venezuela, otras regiones, como Europa, están siendo sometidas al mismo desafío.

Guillermo Giacosa
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

Es tiempo de migrantes. Esa palabra de apariencia inocente, designa, simplemente, a quien se traslada de un lugar a otro. Las migraciones pueden producirse al interior de un mismo país o dirigiéndose a otros países.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

No son una novedad pero, en la actualidad, un orden económico internacional injusto, delirante por momentos y órdenes internos de cada nación igualmente injustos, más políticas infectadas por la corrupción, presiones de distinta índole, lucha por controlar territorios ricos en materias primas y alteraciones climáticas, entre otras causas, han hecho que el antiguo nómade, cazador y recolector de frutos, renazca con enorme fuerza en el interior de los seres humanos y asuma riesgos mayores que los que padecieron nuestros antepasados. Detrás de todo, como telón de fondo, quien manda es el instinto de supervivencia.

Si bien Latinoamericana es sacudida por el éxodo que se produce desde Venezuela, otras regiones, como Europa, están siendo sometidas al mismo desafío con la diferencia que aquellos migrantes, originarios del África del Norte y del Medio Oriente, llegan por el mar Mediterráneo, en todos tipo de embarcaciones, incluidas aquellas que representa una seguridad mínima. Algunos periodistas han afirmado ya que el Mediterráneo, mar hermoso si los hay, se está convirtiendo en un cementerio. Todo ello ha planteado desafíos a la Unión Europea (UE) que mantiene a sus miembros en estado de discusión permanente. El último capítulo es el cierre de los puertos italianos a los barcos de salvataje que operan en el Mediterráneo.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Si ya los muertos son cuantiosos con barcos de salvataje, pueden ser muchísimos más si esos barcos no tienen puertos desde donde operar. Lo curioso es que la Unión Europea considera que la crisis de la migración en gran escala ya no existe, pero, cada vez que llega un nuevo barco con migrantes, las críticas renacen y aquello que se consideraba superado cobra nuevamente vida y hace que quienes gobiernan paguen el precio político por ello.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Y hacen, además, que algunos países se culpabilicen entre sí como acaba de ocurrir entre Italia y Malta. En este caso Italia amenaza cerrar sus puertos a los barcos salvavidas porque Malta se niega a acoger a los 692 migrantes recientemente salvados por la ONG francesa SOS Méditerrainée.

El meollo de estos enfrentamientos es lo que pocas veces se analiza. ¿Por qué, en el caso de África y Medio Oriente, no se discuten las causas reales (económicas y políticas) que provocan estas migraciones?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Simplemente no se discuten porque en la base de lo que ocurre hay siniestras culpas de los países desarrollados.

Síguenos en Google News
Avatar de Guillermo Giacosa
Guillermo Giacosa
Rosario, Argentina (1942). Ha trabajado más de 30 años en distintos medios de comunicación de Argentina y Perú. Ha sido...
Lo último
Lo más leído