Mastodon
Este artículo es de hace 6 años

Salvemos a Ventanilla de Spadaro (el favor del JNE)

Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

Pedro Spadaro Philipps serpentea favorito a la alcaldía de Ventanilla con bombones envueltos en rosas, más espinas que pétalos, claro está.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Intenta entrar por el ducto de la casa a vuelo de mosca con el hocico mostaza, fue tachado por el JEE (Jurado Electoral Especial) a principios de este mes por no agregar en su declaración jurada dos inmuebles (garajes), y, tan solo una semana después, oh milagro, fue nuevamente incluido por el JNE, el mismo que favoreció al Apra de seguir inscrito como partido el 2016 de Francisco Távara, devuelve la vida a Spadaro (Víctor Ticona ¿Qué pasó?). Ventanilla, el distrito de mayor populación en la provincia del Callao donde los asentamientos humanos se extienden como mantas interminables está inmersa en un clima de sicariato (Ventanilla Alta), delincuencia, corrupción, insalubridad, y Pedro Spadaro, más que solucionarlo, se proyecta como parte del problema.

Su natalicio político fue con Rogelio Canches, postulando con su partido, así, se acercó al Chim Pum Callao de Félix Moreno (acusado de coimas de Odebrecht, investigado por la Fiscalía), Álex Kouri (preso por corrupción) y Juan Sotomayor (recientemente tachado), la tremenda trinidad del primer puerto. En el 2011 fue denunciado por proteger a funcionarios del Gobierno Regional del Callao sospechosos de corrupción ¡y salió elegido congresista con el fujimorismo que lo acogió!

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Por si fuera poco, investigado por presuntamente tener vínculos con la Red Orellana con tráfico de terrenos en Lurín. Este 7 de octubre, Ventanilla tiene la oportunidad de limpiar los gérmenes de la mafia del botín y la chalaca fuera de juego.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Es ahora o nunca. No a Spadaro es un voto decente y responsable para salvarlo ante este maremoto que se arrastra desde la tremenda trinidad.

En dos líneas: Spadaro es peligroso porque representa la unión de dos organizaciones coludidas con la mafia, la de Fuerza Popular y Chim Pum Callao, los Cuellos Blancos y la corrupción de Odebrecht. Espinas y espinas.

Síguenos en Google News
Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Lo último
Lo más leído