Mastodon
Este artículo es de hace 2 años

Verónika rompe con Castillo y habla de traición

Lamentablemente, no es la primera vez que se traicionan las expectativas de cambio del pueblo pero, como siempre, tendremos que persistir.

Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

“Desde el Nuevo Perú tomamos la decisión institucional de participar en el gobierno sobre la base de un acuerdo político firmado de cara a la segunda vuelta y el Plan del Bicentenario que contribuimos a elaborar. Sabíamos que este sería un gobierno en disputa, asediado por la derecha golpista pero también por la precariedad institucional, el oportunismo y el sectarismo. Conscientes de tal desafío, asumimos con responsabilidad la esperanza y demanda de cambio de millones de peruanos expresadas con su voto.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Desde los ministerios de la Mujer y de Economía buscamos acercar el Estado a la gente e impulsar importantes reformas como la reforma tributaria o el sistema de cuidados, buscando siempre articular con las fuerzas políticas y sociales del cambio. Se lograron importantes avances, demostrando —junto a otros valiosos ministros, funcionarios y funcionarias— que sí hay una izquierda que asume con honestidad y seriedad la tarea de gobernar.

Lamentablemente, al final, perdimos la batalla. Se impusieron el chantaje neoliberal, la presión del conservadurismo, el oportunismo, la informalidad y los intereses corporativos. Asumimos también nuestros propios errores y debilidades pero nos vamos con la convicción de que la batalla merecía ser librada, incluso con riesgos y costos para nuestra organización, porque no hacemos política para nuestro prestigio particular sino por el cambio y con la gente.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Lamentablemente, no es la primera vez que se traicionan las expectativas de cambio del pueblo pero, como siempre, tendremos que persistir, tomar las calles, seguir organizándonos y construyendo desde abajo y desde el lado del corazón una salida democrática y constituyente a la crisis.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Hoy más que nunca queda demostrado que no habrá proceso de cambio sin un pueblo consciente, organizado y movilizado.”

Tomado de las redes sociales de Verónika Mendoza.

Síguenos en Google News
Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Lo último
Lo más leído