Dante Alfaro: Los corruptos se llevan el dinero del Callao y esto lo vamos a frenar

Dante Alfaro es uno de los que llevan una bandera gigantesca en las marchas de protesta. "Una de nuestras banderas la pisotearon en la avenida Abancay. Podrán quitarnos las banderas, pero jamás las ganas de luchar contra las injusticias", dice.

Dante Alfaro es un chalaco que conoce bien la realidad del Callao y sabe cómo solucionar sus problemas. Por esto, postula al Congreso en las filas de Juntos por el Perú con el número 2. Es de los políticos que sabe gastar suelas, que trabaja con decisión por los más pobres y siempre en perfil bajo. Es uno de los responsables de que el proyecto de comedores populares en el Callao siga creciendo. Ya tienen tres comedores en Pachacútec y dos en Mi Perú. También es uno de los que llevan una bandera gigantesca en las marchas de protesta. “Una de nuestras banderas la pisotearon en la avenida Abancay. Podrán quitarnos las banderas, pero jamás las ganas de luchar contra las injusticias”, dice.

—¿Por qué postula usted al Congreso si sin ser parlamentario ya hace cosas por los chalacos?

Desde hace muchos años estamos trabajando de diferentes maneras para mejorar nuestro Callao, pero nos damos cuenta de que la corrupción está enquistada de manera tan profunda que necesitamos cambios más grandes. Por ello, hoy me toca luchar contra la corrupción desde adentro y creo firmemente que desde el Congreso se puede legislar a favor de las grandes mayorías del país y podemos sacar del pozo a nuestra región. Desde joven participo en política, pero nunca postulé a un cargo público; sin embargo, mis compañeros me propusieron como representante para el Callao porque comparten el espíritu de cambio y reconocen la necesidad de mayores esfuerzos. Ellos han creído en mí y hoy los represento.

—¿Es cierto que el Callao no necesita dinero sino evitar que los corruptos metan las uñas?

No, no es que no necesite dinero el Callao, sucede que somos una región que recibe fuertes ingresos por el canon aduanero, pero esos ingresos no se reflejan en una mejor calidad de vida para los ciudadanos, ya que la corrupción se lleva gran parte de nuestro dinero. No por gusto tenemos a los dos últimos gobernadores (Alex Kouri y Félix Moreno), y al exalcalde Juan Sotomayor en la cárcel, junto a otros funcionarios que los acompañaron en su gestión.

—¿Qué casos de corrupción recuerda?

Hay casos emblemáticos, como la vía expresa al aeropuerto, Corpac, Costa Verde, pero también tenemos denuncias de corrupción en educación, limpieza pública, seguridad y lo más grave el tema de la salud y el abandono de los hospitales. Todo esto fue tapado por años gracias a los “Cuellos blancos del puerto”. Lo más urgente es optimizar los recursos con los que contamos porque no le roban a una municipalidad o región, le roban a la gente, la vulneran y les ofrecen pequeñeces haciéndoles creer que eso es suficiente. Yo creo que podemos tener más. Hemos creado comedores a pesar de no contar con muchos recursos, ¿te imaginas lo que haríamos con presupuesto dirigido específicamente a la alimentación de los niños? Yo creo que podemos hacer más…

—¿Cómo surgió el proyecto de los comedores populares en el Callao?

Nosotros en el año 2017 inauguramos el comedor “Abriendo esperanzas” en un sector de Mi Perú que llegó a dar más de 200 menús diarios. Sin embargo, al iniciarse la cuarentena este año, con un grupo de compañeros y compañeras de Pachacútec, realizamos una olla común que distribuyo 500 raciones de alimentos, pero solo pudo darse en dos ocasiones ¿y los demás días qué? Por esto decidimos, con ayuda de los que habían aportado para las ollas, crear comedores autogestionarios donde se organizaba primero un equipo de madres, buscábamos ayuda para implementar la cocina y víveres para arrancar el comedor que cobra dos soles el menú. Nos ayudan muchas personas solidarias y el Sindicato Único de Trabajadores de Sedapal, SUTESAL que, en una ocasión, llevó sacos de menestras y arroz a nuestros comedores. Creo que esa es una labor social que deberían imitar otros sindicatos y compatriotas y aprovecho este espacio para apelar al gran corazón que tenemos los peruanos.

—¿Qué le pareció esta obra a Verónika Mendoza?

Desde un primer momento, respaldó esta iniciativa que la empezamos en mayo ante el abandono de los municipios y la exigencia de que se queden en casa sin bono. En junio, hicimos dos ferias agropecuarias, también con su apoyo. Vinieron agricultores de Chupaca trayendo la papa a 60 céntimos el kilo. El alcalde de Mi Perú nunca quiso dar autorización para realizar esa feria y tuvimos que hacerla en un mercado de Pachacútec. Un mes después, el alcalde hizo una feria donde vendían la misma papa a 90 céntimos. Verónika se entusiasmó con nuestra propuesta: “Precios justos en el campo y precios cómodos para la población”. Ella siempre estuvo atenta al trabajo que realizamos y escribió un sentido homenaje cuando falleció de Covid, el compañero Ciro Santa Cruz, quien había sido el impulsor en Pachacútec.

—¿Es usted uno de los que lleva una de las banderas del Perú más grandes en las marchas? ¿Fue su bandera la que pisotearon los policías en las últimas manifestaciones? ¿Qué es el Frente Callao Dignidad?

El Frente Callao Dignidad (Oficial), es un grupo de hombres y mujeres que por años estuvimos luchando contra la corrupción del partido “Chimpum Callao”, en la región y los municipios. En el 2018, nos juntamos y participamos en la primera marcha que se hizo contra la corrupción de Odebrecht. En julio de ese año, realizamos una marcha que partió desde la Universidad del Callao hasta Lima, llevando una bandera de 300 metros. Desde allí, el frente estuvo en todas las marchas con su bandera: contra la corrupción, el ilegal indulto a Fujimori, marchas en defensa de los fiscales, cierre del Congreso y la elección de Merino. Incluso el 10 de noviembre de este año, la policía nos arrebató una de 50 metros, tuvieron que darme un palazo en el brazo porque yo no permitía que se la lleven, pero al final lo lograron. Otra bandera nuestra la pisotearon en la avenida Abancay. Podrán quitarnos las banderas, pero jamás las ganas de luchar contra las injusticias.

—Hay quienes señalan que es irregular la concesión del puerto del Callao. ¿Qué hará usted desde el Congreso si es elegido?

La concesión del Terminal Norte Multipropósito del puerto del Callao a APM Terminals Callao estuvo desde el comienzo cuestionada, incluso el expresidente Alan García tenía una investigación en la Fiscalía por el caso, junto a su exministro Cornejo por los decretos de urgencia emitidos para favorecer esa operación.

El puerto es un territorio al que nuestras autoridades no pueden ingresar y ello podría facilitar el tráfico de drogas. Debemos recuperar el puerto para nuestro país, impulsar la zona de actividad logística para generar más puestos de trabajo para la juventud chalaca. Es nuestro recurso y necesitamos aprovecharlo.

—¿Cuáles son las razones principales para votar por Verónika Mendoza?

Porque hará un gobierno para la gente y no para las trasnacionales o los grandes monopolios. Impulsará una nueva Constitución. No tiene compromisos con nadie y su apoyo viene del pueblo. Es coherente con las propuestas que viene realizando desde hace años, como una segunda reforma agraria, nueva minería, internet como derecho humano y la defensa de servicios públicos con calidad. Para ello plantea una reforma tributaria para recaudar recursos y garantizar salud, educación y pensiones dignas. Hay grandes intereses que la temen y han propagado temor entre los ciudadanos, sin embargo; hoy creo que la gente está despertando y busca un cambio. Confío en que no se dejarán guiar por lo que otros quieren que crean, sino que buscarán los hechos ellos mismos.

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último