Este artículo es de hace 3 años

Los ciudadanos rechazan a Merino en calles y plazas

Manifestaciones se tornaron violentas y la Bolsa de Valores de Lima cayó en 5%.

Angelli Gomez
/
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

Los peruanos no quieren a Manuel Merino en el sillón presidencial y lo reflejaron desde que el Congreso vacó al Vizcarra. En el primer día de gobierno de Merino, los enfrentamientos en las protestas tuvieron mayor protagonismo que su juramentación. La vacancia trajo terribles secuelas en cuestión de horas. 

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

La noche del 9 de noviembre, día que el Congreso vacó a Vizcarra, hubo manifestaciones en las calles, en rechazo a la decisión de la mayoría de parlamentarios. La marcha continuó al día siguiente, pero esta vez no solo en Lima. Cusco, Arequipa, Trujillo, Chiclayo, Iquitos y Huancayo se sumaron a las protestas: cada vez más masivas. 

La guerra entre el ejecutivo y el legislativo quedo atrás para dar paso a los enfrentamientos de policías y manifestantes. Al sur del país, en Cusco, manifestantes forcejearon con los efectivos y otro grupo arrojó pintura a la fachada del local de Acción Popular, ubicado en la plaza Puma Chupan, y quemaron banderolas alusivas al partido político.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

En Lima, los policías, con bombas lacrimógenas y disparos de perdigones, no lograron controlar las protestas y afectaron, también, a personas que circulaban por la zona. Los colectivos ciudadanos respondieron tirando piedras y golpes. Usando pancartas, banderas y bocinas continuaron con la marcha, prologándose hasta después del toque de queda. La situación está tensa. Hay heridos, hasta en la prensa.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Hasta el momento, se ha reportado 27 detenidos durante las protestas y fueron llevados a las comisarías de San Andrés y Monserrate, para luego pasar a Seguridad del Estado. Así, lo informó el general de la PNP Jorge Luis Cayas, jefe de la Región Policial Lima, en una entrevista a Latina. 

En el sector económico, la Bolsa de Valores de Lima cayó un 5,78%, tras la vacancia presidencial. Según los registros de la BVL, alrededor de 33 empresas registraron pérdidas y en todos los sectores hay retrocesos. El sector industrial se desplomó en un 3.21%, el sector construcción tiene un 4.16% y el del consumidor con 2.93%. El sector financiero comenzó su caída con un 14.1%, por las pérdidas de las acciones de los holding Credicorp e Intercorp. 

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Ante estos hechos, el actual palacio de gobierno y el Congreso no opinan, brillan por su ausencia. En tan solo un día de gobierno de transición tenemos graves problemas sociales y económicos, a parte de la crisis sanitaria por la pandemia. Aún nos queda ocho meses (si no postergan las elecciones), ocho meses de incertidumbre.

Lo último