Retrato de la tragedia y la esperanza

“Ovejas y lobos”: Cortometraje peruano compite en Festival Clermont-Ferrand

"Ovejas y lobos", de Alex Fischman, nos lleva al convulso Perú de los 80. Una madre busca a su hijo desaparecido en medio del conflicto armado, enfrentando peligros y su propio dolor.
David Sánchez
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

El talentoso director peruano Alex Fischman presenta su última obra, “Ovejas y lobos”, un cortometraje que cautiva con su potente narrativa ambientada en el convulso Perú de los años 80. En la sección internacional del prestigioso Festival de Clermont-Ferrand, Fischman nos sumerge en la vida de una mujer que se enfrenta a la desgarradora pérdida de su hijo en medio del cruento conflicto armado entre Sendero Luminoso y las fuerzas del orden.

Ovejas y lobos

Más que una obra de ficción, el cortometraje refleja la cruda realidad peruana de la época, utilizando fragmentos de testimonios reales para dar vida a una historia conmovedora y veraz.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Los años 80 en el Perú fueron escenario de un sangriento conflicto armado interno que dejó profundas cicatrices en la sociedad. La insurgencia de Sendero Luminoso y la respuesta militar del gobierno desencadenaron una espiral de violencia despiadada que azotó a comunidades, especialmente en zonas rurales y montañosas. En este contexto de terror y peligro constante, la búsqueda de un ser querido desaparecido se convertía en un acto de valentía y esperanza desesperada.

El film nos presenta a una madre devastada por la desaparición de su hijo en medio del caos y la incertidumbre de la guerra. Decidida a encontrar respuestas y justicia, emprende un viaje a través de los paisajes inhóspitos de la sierra peruana, enfrentándose no solo a los peligros del conflicto armado, sino también a sus propios miedos y angustias.

Peruano Alex Fischman retrata la crudeza del Perú de los 80 en "Ovejas y lobos" (Foto: David Sánchez)
Peruano Alex Fischman retrata la crudeza del Perú de los 80 en “Ovejas y lobos” (Foto: David Sánchez)

Fischman, con su experiencia como director de comerciales en Estados Unidos, aporta una sensibilidad única a “Ovejas y lobos”. Combina una narrativa visualmente impactante con una profunda exploración de temas universales como la pérdida, la esperanza y la resiliencia. La decisión de incorporar testimonios reales en el guión agrega un nivel de autenticidad y empatía que eleva la experiencia cinematográfica, convirtiéndola en una obra que no solo entretiene, sino que invita a la reflexión y al debate sobre las terribles consecuencias de la violencia y la importancia de la memoria histórica.

Compartir
Sobre la firma
Seguir:
Crítico de cine, especializado en cine latinoamericano. Es miembro de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI) y de l'Académie des Lumières, de la prensa internacional en Francia.
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp