Este artículo es de hace 4 años

Desacertado tratamiento de información del coronavirus en programas de televisión

COVID-19 es el nuevo protagonista de televisión. Se necesita mucha responsabilidad para informar sobre esta pandemia.
Deyna Cornejo Zárate

La cobertura del coronavirus está las 24 horas del día en televisión. Despertamos con las noticias sobre infectados y fallecidos, de ciudadanos que no acatan el aislamiento y de grandes aglomeraciones en mercados y supermercados. Sin embargo, el tratamiento de esta enfermedad no es acertada en ciertos programas de televisión, periodísticos o no. 

Hay reporteros que se adjudican el rol de policías, pidiéndoles el DNI a los transeúntes, hasta conductoras, como Karla Velarde, reportera del programa “Mujeres al Mando”, en Latina, que promocionan el “jugo milagroso” para sanar la enfermedad que aún no tiene cura. 

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Los periodistas están siendo muy críticos en cuanto a la emisión de sus notas, los prejuicios siguen construyendo muros sociales. Juzgar la irresponsabilidad de los habitantes en distritos de Lima Norte o Sur poniendo un gran énfasis y no en distritos como San Isidro, Miraflores o La Molina, son un espejo de imparcialidad. Es un ejemplo también criticar duramente a la madre de familia que va al mercado entre un tumulto de gente y ser condescendiente con el señor que sale a correr al malecón de Miraflores en pleno día de aislamiento.

Considerando que los medios de comunicación, en este caso, programas televisivos, cumplen un rol importante en la transmisión de información, esta función se intensifica más cuando se trata de salud, pues debe ser ética y responsable. 

Estos programas deben servir como aliados para la difusión de la salud pública. Sus espectadores reciben información sobre medidas de prevención, situación actual en el sector salud, medidas tomadas por el gobierno, entre otras. Además, se sirven de su importancia mediática para hacer llamados a funcionarios, congresistas, ministros y hasta al presidente. 

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

El virus no necesita campaña publicitaria. De pronto cambias de noticiero y aparece Canal N mostrando de fondo, imágenes sensibles a blanco y negro de enfermos, música de suspenso, ‘CORONAVIRUS’ en color rojo y tipografía de terror que se acerca lentamente a la pantalla. Un poco más y quizá el televisor nos estornuda.

Archivado en
Compartir
Sobre la firma
Redactora de EL PERFIL. Escribe sobre actualidad, cultura e historias de vida.
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp