Este artículo es de hace 3 años

Golpistas de siempre pretenden sacar a Sagasti y aplazar elecciones para evitar que programa de izquierda llegue al poder

Socióloga Anahí Durand explica hasta dónde pueden llegar los corruptos para evitar que un nuevo gobierno los meta a la cárcel. También hace una radiografía de López Aliaga.
Paco Moreno

Mirtha Vásquez, la exabogada de Máxima Acuña, es ahora presidenta encargada del Congreso, encargada porque el presidente oficial del Parlamento es Francisco Sagasti, quien, por ocupar este cargo, es presidente de la república interino en reemplazo del golpista Manuel Marino, quien sacó, mediante malas artes de Palacio, al sinvergüenza Martín Vizcarra.

Mirtha Vásquez es víctima constante de ataques de todo calibre en el Congreso de parte de los parlamentarios, digamos, otorongos impresentables que apoyaron de manera abierta a Merino cuando este se puso la banda presidencial y provocó la ira y la indignación de los peruanos que, finalmente, los sacaron del poder.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Aquellos parlamentarios que apoyaron a Merino siguen atacando, cual barristas agresivos, a Mirtha Vásquez; pero, en realidad, esos zarpazos no son necesariamente contra ella, sino son dardos contra Sagasti. ¡Cómo! Hay que estar claros en esto: Si censuran a Mirtha Vásquez en realidad están censurando a Sagasti, es decir, si censuran a la Mesa Directiva del Congreso entonces deberá irse Sagasti.

La congresista Rocío Silva Santisteban denunció hace unos días que incluso había un borrador de una presunta moción de censura en contra de la Mesa Directiva del Congreso y, por tanto, contra Sagasti. Quien esté en el Congreso sabe que los otorongos golpistas siguen actuando. ¿Con qué intenciones?

Le pregunté a la socióloga Anahí Durán: ¿Cree usted que hay un sector del Congreso que quiere vacar a Sagasti con la idea de aplazar las elecciones o manejar el proceso a su gusto?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Anahí Durán contestó: “Creo que hay un sector del Congreso que no respeta las reglas del juego democrático, las bancadas que hicieron posible el golpe del usurpador Manuel Merino como la de Acción Popular, Podemos o APP no tienen muchos reparos en forzar otro escenario parecido. Saben que un escenario de postergación de elecciones les puede favorecer sea porque les garantiza inmunidad parlamentaria o porque podrían manejar mejor el escenario a su favor con nuevas fechas”.

 “Son preocupantes los intentos por sacar a la presidenta del Congreso y las distintas maniobras que hacen cuestionando permanentemente su trabajo. Hay grupos de poder que podrían estar operando en esa línea, se activaron con el tema del informe sobre las vacunas difundido por Willax y aprovecharon este fake new para soltar la idea de vacar a Sagasti. Como dijo Verónika Mendoza son unos miserables, ni siquiera en medio de la tragedia de la segunda ola y miles de vidas que se ha cobrado, dejan de lado sus maniobras políticas”.

¿Qué peligro representa realmente López de Aliaga?

—Es un peligro para la democracia, para las libertades, para la consolidación de un país con justicia social y plena igualdad. Es una opción de un grupo de gente con dinero con deudas con la SUNAT que va a seguir haciendo lo mismo en materia económica, excluir a las mayorías y beneficiar a pequeños oligopolios como la hace con su empresa PeruRail. Además, es una opción que discrimina, que ha demostrado que está en contra de los derechos de las mujeres y quiere devolvernos a la cocina limitando nuestro protagonismo político o académico. Y lo peor es una opción que ha fracasado, el señor Aliaga dice ser el Bolsonaro peruano y Bolsonaro ha fracasado en Brasil el país más afectado de Latinoamérica por la pandemia.

Alguien dijo que la única forma de evitar que la izquierda llegue al poder es pateando el tablero de las elecciones. ¿Cree usted en esa posibilidad?

—Lamentablemente es un escenario posible. Hay una desesperación en los grupos de poder económico por cerrarle el paso a una opción democrática, progresista y de izquierda como la que encarna Juntos por el Perú, por ello no dudan en difamar y soltar mentiras o en invisibilizar constantemente nuestras propuestas. 

¿Qué es lo que está en juego en estas elecciones?

—Creo que se juega la oportunidad de cerrar el ciclo de corrupción, crisis política y desigualdad que trajeron 30 años de neoliberalismo. Y con ello la posibilidad de abrir uno distinto, radicalmente diferente, dispuesto a sentar las bases de una nueva república sustentada en una nueva constitución que garantice derechos, que tenga un Estado que realmente asegure bienestar de la ciudadanía. Lamentablemente también a estas alturas es posible que el nuevo ciclo sea de neoliberalismo reforzado con tintes autoritarios e hiper conservadores, revertir eso sería muy difícil; por ello, es urgente elegir opciones que representen un verdadero cambio, de fondo y a favor de todos los peruanos y peruanas.

Hay quienes dicen que sería una locura sacar a Sagasti faltando apenas un mes para las elecciones. Claro, con esto coindicen Lescano, Urresti y casi todos los candidatos; pero también era una locura imaginar a Merino en Palacio y estuvo en Palacio. Cuidado. Los golpistas quieren aplazar las elecciones o manejarlas a su gusto. Estos golpistas, corruptos, sinvergüenzas no tienen nada que perder, porque en el próximo gobierno estarán en graves problemas, salvo que gane López Aliaga.

Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Compartir
Sobre la firma
Avatar photo
Por Paco Moreno Director periodístico de EL PERFIL
Seguir:
Ayacucho, 1977. Estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde tuvo como maestros a César Lévano, Juan Gargurevich, Manuel Jesús Orbegozo, Óscar Pacheco, Julio Estremadoyro, Ricardo Falla, Sonia Luz Carrillo, Carlos Eduardo Zavaleta, Zenón Depaz, Aurora Bravo y otros grandes docentes. Ha publicado dos libros de periodismo literario, Gente como uno (2011) y Rebelde sin pausa (2016); uno de cuentos, El otro amor de mamá (2012); y una novela, El jinete en la hora cero (2021).
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp