Lunes, 8 de Agosto de 2022
17.7 C
Lima
Lunes, 8 de Agosto de 2022
17.7 C
Lima

Con 66 votos Congreso aprobará ley para que ciudadanos decidan nueva Constitución mediante referéndum

Lenin Bazán: Ley de referéndum para nueva Constitución se aprobará por mayoría simple en el Congreso y no podrá ser observada por el presidente Sagasti.

El congresista del Frente Amplio, Lenin Bazán, acaba de presentar el proyecto de ley multipartidario que, de aprobarse, autorizará a someter a referéndum la elaboración de una nueva Constitución mediante una Asamblea Constituyente. En esta entrevista, Bazán responde a los abogados que dicen que esta iniciativa es inconstitucional.

¿Cree usted que su proyecto pasará directo al Pleno para su debate y aprobación o entrará a comisiones para ser dictaminado?

—Esa es la idea. Estamos trabajando contra el tiempo.  Las cuatro bancadas que hemos presentado esta iniciativa estamos solicitando que se dispense a este proyecto del trámite de comisiones para que se debata directamente en el Pleno. Además, la Comisión de Constitución que sería la encargada de dictaminar el Proyecto, en lugar de contribuir a mejorar una iniciativa, puede distorsionarla, y eso queremos evitar.

¿Cuántos votos se necesitan para la aprobación de su proyecto de ley?

—Esta no es una ley de reforma constitucional, que requieren una votación calificada. Tampoco es una ley orgánica, que para su aprobación requieren de mayoría absoluta, es decir, la mitad más uno del número legal de los miembros del Congreso. Se trata de una ley ordinaria y, por lo tanto, debe aprobarse por mayoría simple, teniendo como referencia el quorum de la sesión en la que se debata.

¿El presidente Sagasti puede observar esta ley si es aprobada por el Congreso?

Nuestro Proyecto contiene una disposición final, en el sentido que no puede ser observada por el presidente de la república, por lo siguiente:

Primero, se trata de poner en marcha el proceso de convocatoria a la instalación de un Poder Constituyente. En consecuencia, no puede estar sujeta a las restricciones de control legislativo del presidente, consagradas en la Constitución vigente.

Segundo, si esta ley se aprueba se habilita la consulta. Con eso no se está violentando la Constitución. Lo único que no se puede hacer por ley, es aquello que la Constitución prohíbe.

Tercero, por encima, incluso de las normas constitucionales, está la voluntad soberana de la ciudadanía que en la fuente del Poder Constituyente. Y esta Ley es la única forma de permitir que la ciudadanía se pronuncie sobre el punto.

Cuarto, una eventual observación del Presidente retrasaría el proceso de aprobación de la Ley y de la convocatoria al referéndum, convocatoria que debe realizarse el 11 de febrero, es decir 60 días antes de las elecciones del 11 de abril.

¿Qué bancadas se oponen a la aprobación de este proyecto de ley?

Formalmente ninguna bancada ha emitido un pronunciamiento sobre esta iniciativa. He escuchado al vocero de Acción Popular y de Alianza Para el Progreso que han emitido “opiniones personales” (como lo han señalado), no oponiéndose, sino en el sentido de debatir el tema, aunque expresan sus dudas sobre su viabilidad.

—¿Por qué es importante este proyecto?

Esta iniciativa es importante porque pone en debate un tema crucial, sobre el que se habla, pero no se ha dado un primer paso. Nosotros hemos dado ese primer paso, y estamos dispuestos a la confrontación de ideas dentro y fuera del Congreso para su aprobación. La ciudadanía no puede ni debe estar al margen de este debate, más aún si en ella reposa la voluntad general para convocar a la instalación del Poder Constituyente.

¿Cómo surge este proyecto?

Una nueva Constitución es una necesidad que nos impone la realidad. Los orígenes de la Constitución vigente estuvieron afectados de falta de legitimidad y de consenso social.  La Constitución del 93 fue aprobada por un gobierno dictatorial que había copado todos los poderes del Estado y había cooptado delictivamente a los medios de comunicación, para manipular la voluntad popular.

—La del 93 es hecha por la dictadura…

Esa Constitución fue hecha a la medida de los intereses del gran capital, que minimizó al Estado y negó derechos sociales fundamentales a los trabajadores.La movilización popular del 14 de noviembre en contra de la pretendida reinstalación en el gobierno de las fuerzas más retardatarias de la ultraderecha, estuvieron acompañadas de una bandera fundamental nueva constitución ahora.Puedo decir que esta demanda cívica nos impuso la tarea de abrir camino a través del referéndum. En esto coincidimos con otras bancadas, y daremos batalla para aprobar la consulta.

¿Qué pasará si el Congreso no aprueba esta Ley?

Ese es un escenario posible. Las fuerzas políticas defensoras del continuismo, de la desigualdad social y económica, del imperio del capital sobre el trabajo, seguramente harán todo lo posible para que no se apruebe. Sin embargo, así como veo ese escenario, también veo otro de esperanza, de vitalidad, de creatividad para la construcción de un Nuevo Perú. Ese escenario está en el fervor del movimiento social.  No nos extrañe que veamos nuevamente en las calles a la Generación del Bicentenario levantando esta bandera, y no nos extrañe que este Congreso se verá obligado a responder positivamente a ese clamor popular.

Algunos constitucionalistas afirman que este proyecto es inconstitucional, porque el referéndum solo está previsto en la Constitución para aprobar reformas constitucionales, ¿qué opina?

Yo no pretendo dar cátedra de Derecho Constitucional a los constitucionalistas, escucho su opinión y fortalezco la mía. En efecto, eso opinan los constitucionalistas que no quieren cambios, aquellos que solo leen el texto de la Constitución. Pero el verdadero constitucionalismo debe tener otra perspectiva. La Constitución jurídica es producto de una Constitución social, que está constituida por la ciudadanía que es la fuente del Poder Constituyente. Con esta iniciativa estamos abriendo la puerta para que ese Poder Constituyente se abra paso, y eso solo es posible a través de la voluntad ciudadana expresada en su voto. El Poder Constituyente (y esto deben saberlo los constitucionalistas a los que usted se refiere) está por encima de la Constitución y de todos los poderes constituidos. El poder constituyente recrea una nueva Constitución jurídica.

Archivado en

Te puede interesar

Más leídas

También lee

Últimas noticias