Este artículo es de hace 3 años

Ese día que mataron a Pedro Huilca

A Huilca lo asesinaron la víspera del aniversario 34 de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú: 18 de diciembre de 1992. Este viernes, trabajadores le rendirán homenaje.
EL PERFIL
Por EL PERFIL

A Pedro Huilca lo asesinaron la víspera del aniversario 34 de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), organización de la que era secretario general: 18 de diciembre de 1992.

Así, lo que iba a ser una fiesta se convirtió en un velorio, muy acorde a la práctica de los 90 de las huestes de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Todo indica que miembros del Grupo Colina, brazo armado de la dictadura, lo interceptó con armas de corto y largo alcance frente a su casa, delante de su esposa e hijos.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

También secretario general de la Confederación general de Trabajadores del Perú (CGTP) y miembro de la Comisión Política del Partido Comunista Peruano (PCP), Huilca fue amenazada directamente por Fujimori en la CADE de 1992, quien en su discurso pronunció: “Esta ya no es un país gobernado por las cúpulas de la CGTP…”. De acuerdo con el semanario Oiga del 21 de diciembre del mismo año, “el mensaje estaba dirigido a Huilca, que estaba presente en el auditorio”.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos sentenció que había indicios suficientes para concluir “que la ejecución extrajudicial del señor Pedro Huilca Tecse tuvo una motivación política, producto de una operación encubierta de inteligencia militar y tolerada por diversas autoridades e instituciones nacionales”.

El asesinato del líder sindical y político ocurrió en un contexto de la imposición de medidas laborales dictadas por la dictadura de Alberto Fujimori, a las que se oponían los trabajadores. Pero este no fue el primer atentado contra Huilca y los trabajadores en construcción civil.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Un año antes de su asesinato, tras una manifestación en el Centro de Lima por la solución del Pliego Nacional de Reclamos en Construcción Civil y contra las políticas neoliberales del Gobierno, la Policía asaltó el local de la FTCCP en La Victoria mientras los trabajadores se encontraban en plena asamblea de evaluación de la huelga.

Los policías asesinaron al trabajador Manuel Hernando Mamani Romero e hirieron a otros cuatro, y pretendieron tomar el local. Los trabajadores, liderados por Pedro Huilca y Mario Huamán, defendieron la casa obrera.

En 1992, asesinaron a Pedro Huilca, con el fin político de desarmar a la CGTP, tal como el entonces ministro de Economía, Carlos Boloña, había asegurado a los líderes empresariales presentes en la CADE, de acuerdo con informes de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) con las siguientes palabras: “la cúpula de la CGTP pronto sería destruida”. No lo consiguieron.

Han pasado 28 años desde entonces. Y en memoria de esta fecha funesta, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú, liderada por su actual secretario general, Luis Villanueva Carbajal, le rendirá un homenaje a Huilca en su monumento ubicado en la Alameda 28 de Julio, en Lima, el viernes 18 de diciembre desde las 10 de la mañana.

Compartir
Sobre la firma
Avatar photo
Por EL PERFIL Redacción
Seguir:
EL PERFIL es un medio digital independiente de información y análisis con el foco puesto en la política y la actualidad. Si quieres contarnos algo, escríbenos a denuncias[@]elperfil.pe
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp