Presidente de México López Obrador ofrece asilo político a Julian Assange

NO SERÁ EXTRADITADO A LOS ESTADOS UNIDOS. Magistrada británica del Tribunal Penal Central de Londres Vanessa Baraitser concluyó que el cofundador de Wikileaks no debe ser extraditado y que el riesgo de que Assange se suicidara, si se permitiera la extradición, "era elevado".

Después de enterarse de que el gobierno del Reino Unido rechazó la extradición de Julian Assange a los Estados Unidos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo en conferencia de prensa este lunes que el gobierno mexicano ofrecerá asilo político al cofundador de Wikileaks que sigue preso en una cárcel de Londres y está acusado por la justicia estadounidense de 18 delitos de espionaje e intrusión informática.

“Voy a pedirle al secretario de Relaciones Exteriores que haga los trámites correspondientes para que se solicite al Gobierno del Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrece asilo político”, sostuvo López Obrador.

Assange está en la cárcel londinense de Belmarsh desde el 2019 cuando fue arrestado por la policía británica en la embajada de Ecuador en Londres tras siete años de haber estado refugiado para no ser extraditado a Suecia por denuncias de delitos sexuales que concluyeron en una investigación suspendida.

El presidente mexicano señaló que instará al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para que realice los trámites en los que se solicite al gobierno del Reino Unido la puesta en libertad del fundador de Wikileaks y el acceso al asilo político en el país latinoamericano.

La jueza Vanessa Baraitser, luego de dictaminar la no extradición de Julian Assange a los Estados Unidos, mencionó: “Al enfrentar condiciones de aislamiento casi total sin los factores de protección que limitaron sus riesgos en la prisión Belmarsh, estoy convencida que los procedimientos descritos por Estados Unidos no evitarán que el señor Assange encuentre una manera de suicidarse y por esa razón he decidido que la extradición sería opresiva por causa de daño mental”.

Baraitser mostró también evidencias de autolesiones del periodista y un alto riesgo suicida, calificándolo de “hombre deprimido y, algunas veces, desesperado”.

Assange es acusado de hackear bases de datos del ejército estadounidense y de publicar información secreta sobre la guerra en Afganistán e Irak en el sitio web Wikileaks. En 2010, el programador y periodista australiano remeció internet haciendo públicas imágenes en las que mostraban a soldados estadounidenses disparando y matando civiles en Irak. Sin embargo, estos son algunos de los 18 cargos, entre espionaje e intrusión informática, de los que los Estados Unidos imputa al australiano. De ser extraditado al país norteamericano Assange sería condenado a 175 años de cárcel.

Este miércoles 6 de enero, la justicia británica evaluará también la posible libertad condicional para Julian Assange, quien es diagnosticado con depresión clínica según los informes presentados por su abogado Edward Fitzgerald. Sin embargo, de no ser liberado Julian Assange, el ofrecimiento de López Obrador quedaría en eso, en un ofrecimiento. El presidente mexicano ha manifestado su postura a favor de Assange y un profundo interés en su libertad. Esta postura como consecuencia de las publicaciones del periodista en las que los Estados Unidos investigaba a Obrador durante los años en que este formaba parte de la oposición del gobierno mexicano, pero que, según él, violaba la democracia y la soberanía. 

A pesar de las “buenas” noticias para el periodista australiano, los Estados Unidos no parecen sonreírle a la última decisión del Reino Unido, por lo que el Departamento de Estado afirmó que continuarán buscando la extradición.

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último