Mastodon
Este artículo es de hace 5 años

La última frontera de Facebook: pagar a adolescentes para que cedan toda su información

La red social niega que esté "espiando" los dispositivos, sino que pretende profundizar en la investigación de los hábitos de los consumidores a través de los datos de voluntarios. Los participantes tienen entre 13 y 17 años.

EL PERFIL
Por EL PERFIL
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

Facebook vuelve a ser noticia por su discutible política de tratamiento de datos. Una investigación de TechCrunch revela cómo la compañía ha estado pagando a voluntarios desde 2016 —algunos adolescentes— cerca de 20 dólares al mes (más incentivos) para poder entrar hasta las entrañas de sus teléfonos.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Apple ya ha bloqueado el acceso a esos datos por parte de Facebook, aunque el programa continuará en dispositivos de voluntarios con sistema operativo Android.

Facebook ha reaccionado con un breve comunicado en el que niega que esté ‘espiando’ los dispositivos, sino que lo que pretende es profundizar en la investigación de los hábitos de los consumidores a través de los datos de estos voluntarios.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Según muestra la investigación, la aplicación era capaz de proporcionar a Facebook un “acceso casi ilimitado” al dispositivo móvil de un usuario, algunos de los cuales tienen edades comprendidos entre los 13 y los 17 años. Los datos que extrae son variados y en ocasiones muy personales, tales como:

  • El contenido de los mensajes privados sin cifrar en las aplicaciones de chat, así como fotos y vídeos.
  • Los correos electrónicos.
  • La actividad de navegación web.
  • Los registros de qué aplicaciones se instalaron y cuándo se utilizaron.
  • Si una aplicación utiliza información encriptada (aunque no su contenido).
  • Un historial de ubicación donde el propietario había estado físicamente.
  • Utilización de datos en general.
SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Incluso se ha llegado a pedir a los participantes que enviasen pantallazos de sus compras en Amazon.

Todo ello se realizaba a través de una red privada virtual (VPN), a la que los participantes en ese programa accedían tras rellenar un formulario y descargarse un archivo en el teléfono. De esta forma, daban permiso a la compañía para registrar prácticamente todo lo que el usuario realiza con el dispositivo, tanto iPhones (iOS) —se utilizaba una aplicación pensada para desarrolladores, por lo que no tenía que pasar el severo escrutinio de la App Store— como otros dispositivos con sistema Android.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Apple ha bloqueado la aplicación de Facebook antes de que la red social pudiera cerrarla voluntariamente. En un duro comunicado, la compañía confirma que “Facebook ha estado usando su membresía” en su Developer Enterprise Program
“para distribuir una aplicación de recopilación de datos a los consumidores, lo cual es una clara violación de su acuerdo con Apple”, dado que ese programa sirve “únicamente para la distribución interna de aplicaciones dentro de una organización”.

“Cualquier desarrollador que use sus certificados empresariales para distribuir aplicaciones a los consumidores tendrá sus certificados revocados, que es lo que hicimos en este caso para proteger a nuestros usuarios y sus datos”, concluye la compañía de la manzana.

Pagados y con permiso, según Facebook

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Facebook quiso puntualizar algunas (a su juicio) “inexactitudes” en la información inicial en TechCrunch. “Los hechos clave sobre este programa de investigación de mercado están siendo ignorados”, afirma la compañía en el comunicado enviado por correo electrónico. “A pesar de la información publicada, no hay nada ‘secreto’ sobre esto; el programa se llama, literalmente, Facebook Research“.

Así, desde la red social aseguran que “no se trata de un “espionaje” ya que todas las personas que se inscribieron para participar pasaron por un proceso claro de incorporación, solicitamos su permiso y se les pagó por participar”.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Y puntualiza que “menos del 5% de las personas que eligieron participar en este programa de investigación de mercado eran adolescentes, todos ellos con formularios de consentimiento de los padres firmados “. Sin embargo, no ha informado de cuántas personas participaron, ni si hay participantes en este “programa de investigación de mercado” fuera de EEUU.

Según BBC, Facebook sostiene que los consentimientos de los padres para que los menores participasen en este estudio pagado habían sido “gestionados por terceros”, aunque no entra a detallar más ni indica exactamente cómo se ha solicitado ese permiso.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Poco después de la publicación de esta información en TechCrunch, Facebook anunció que finalizaría este programa en los dispositivos de Apple, aunque proseguirá en móviles con Android.

A Facebook se le acumulan los problemas que socavan su ya mermada reputación en cuanto a cómo gestiona los datos de sus usuarios. De hecho, desde el escándalo de Cambridge Analytica —cuando se demostró cómo los datos de millones de usuarios estaban siendo usados sin permiso para fines electoralistas— recibe la vigilancia constante de gobiernos y activistas.

Síguenos en Google News
Lo último
Lo más leído