Este artículo es de hace 5 años

Nuevo sistema de pensiones: ayer y hoy

Hoy que el sistema de AFP sigue mostrando sus serias falencias, es necesario volver a discutir una reforma integral del sistema de pensiones peruano. Nuestras propuestas siguen estando sobre la mesa. Por: Pedro Francke
Pedro Francke

En el verano de 2016 discutimos y presentamos una propuesta sobre el sistema de pensiones. Copio lo que escribimos entonces, porque sigue siendo válido hoy, con algunos comentarios entre corchetes:

“Las AFP nos cobran 1,200 millones de soles de comisiones y el estado invierte apenas 800 millones en Pensión65: la mayor injusticia. [Nota de actualización: el 2018 las comisiones de las AFP subieron a más de 1,400 millones de soles, el presupuesto de Pensión65 sigue sin llegar a los 900 millones de soles]

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

De manera inmediata hay que parar los abusos de las AFP. Aprobar la ley para que nos devuelvan nuestro fondo a los 65 años, que en el congreso Fujimoristas bloquean y a lo que PPK y Guzmán se oponen [pocos recuerdan esto pero así sucedió]. Establecer que trabajadores pueden llevarse sus fondos a un banco o caja municipal, para que haya más competencia y así bajar las comisiones.

Proponemos una reforma integral del sistema de pensiones con 3 componentes:

1. Establecer una pensión universal básica para todos los peruanos. En nuestro gobierno duplicaremos dos veces Pension65, pagando el doble (250 soles mensuales frente a 125 hoy) y llegando a 1 millón de adultos mayores pobres y vulnerables. El costo de esto es de 2,400 millones de soles.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

2. Transformar y reorganizar totalmente la ONP, para que todos los jubilados tengan una pensión digna de al menos 50% su último sueldo y con un mínimo igual a la RMV. Para mejorar estas pensiones, los empleadores también deben aportar al fondo de pensiones, lo que permitirá reducir la tasa de contribución de los trabajadores. Este sistema nacional de pensiones de aporte tripartito es similar al que existe en Estados Unidos y es parte de los convenios internacionales de la OIT.

3. Hacer que las AFP sean solamente un sistema complementario en el que la afiliación sea libre y voluntaria.
Una vejez digna es un derecho humano. Una pensión digna debe estar garantizada y no estar sujeta a intereses financieros de grupos de poder.”

Estas propuestas, que presentamos entonces con Verónika Mendoza, siguen siendo válidas. Hay que establecer competencia en el sistema de AFP, y la mejor forma es permitir que bancos y cajas municipales presten ese servicio. Pero no es suficiente, la mejor forma de que los consumidores pueden presionar en ese mercado es que sean libres de no usar ese servicio, haciendo que sea voluntaria la afiliación a las AFP.

Eso no quiere decir que debamos quedarnos sin sistema de pensiones. Pocas cosas más indignante que una sociedad que no da sustento mínimo a sus adultos mayores, en especial cuando ha habido y hay tanta pobreza, exclusión y discriminación. Hay que resaltar que un sistema de pensiones con sentido social y no sometido a oligopolios financieros, es también un mecanismo para promover la equidad de género, en este caso entre quienes ya no pueden autosostenerse debido a su edad avanzada.

Un sistema social de pensiones tiene que poner prioridad en quienes nada tienen, a manera asistencial como es Pensión65. Tiene además que tener un sistema que cuente con aportes de los trabajadores pero también de los empleadores, con redistribución y solidaridad, como funciona en toda Europa, Japón y hasta en la meca del capitalismo individualista, los Estados Unidos, y como lo recomienda internacionalmente la OIT.

Hoy que el sistema de AFP sigue mostrando sus serias falencias, es necesario volver a discutir una reforma integral del sistema de pensiones peruano. Nuestras propuestas siguen estando sobre la mesa.

Archivado en
Compartir
Sobre la firma
Lima, 1960. Economista. Exministro de Economía. Ocupó cargos en el Banco Central de Reserva del Perú y en el Banco Mundial. Experto en estudios de pobreza, salud y políticas sociales. Ha sido miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) y del Centro de Asesoría Laboral del Perú (Cedal). Fue asesor en el Senado de la República, presidente ejecutivo del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), presidente del Sistema Metropolitano de Solidaridad (Sisol) y gerente general del Seguro Social de Salud (EsSalud).
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp