Mastodon
Este artículo es de hace 3 años

Enrique Beteta: pedagogía desde la zoología

El libro que ahora nos convoca, se titula Bestiario, y, en él, Enrique Beteta Montañez ha cumplido el papel de autor-editor, y se trata una fascinante muestra de cómo el Reino Animal, permanentemente, da lecciones al "bípedo implume", que es el hombre.

Winston Orrillo
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

Enrique Beteta Montañez es un maestro por antonomasia. En cada una de sus numerosas obras, ha desarrollado el propósito de continuar con las clases de sus aulas multánimes. Y el propósito es cardinal: transmitir a los jóvenes estudiantes una actitud mental positiva. Allende las vicisitudes de la vida estudiantil.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Por ello, su trajinar docente no concluye en las aulas, sino que -gran acierto suyo- se prolonga a la vida misma.

Graduado en la histórica “Cantuta”, allí obtuvo un galardón conspicuo: el Premio “Toribio Rodríguez de Mendoza”, por haber obtenido el más Alto índice Global de Rendimiento. La Municipalidad de Lima Metropolitana, igualmente, le otorgó el premio “Francisco Pizarro”, entre los Maestros Secundarios, por su altísimo rendimiento.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Grande al escribir, su obra le merece, asimismo, un Premio de Educación Nacional (INIDE), en tanto que la Presidencia de la Corte Superior de Justicia de Lima lo galardona por sus brillantes enseñanzas impartidas en la GUE “Mariano Melgar”, de Breña.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Actualmente es docente en el relevante colegio “Markham”, de Miraflores, mientras es profesor ad honorem en el Seminario Marelllianum Oblatos de San José.

El libro que ahora nos convoca, se titula Bestiario, y, en él, Enrique Beteta Montañez ha cumplido el papel de Autor-Editor, y se trata una fascinante muestra de cómo el Reino Animal, permanentemente, da lecciones al “bípedo implume”, que es el hombre.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

A partir de sugerentes presentaciones de la vida y características de, verbi gratia, la araña, el burro, el caballo, el delfín, el faisán, la hiena el impala, el jilguero, el mono, la ostra, la luciérnaga, el sapo, la urraca, el profesor Beteta nos hace ingresar a un mundo que, realmente, era desconocido para muchos de nosotros.

Pero no se trata solo de que nos adentremos en las vidas de estos animales -a veces mucho más paradigmáticos que algunos de nosotros- sino que la poesía y los intríngulis de sus conductas, son algo que no sospechábamos, y que nos producen la anhelada emoción estética.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Además, hay un leit motiv en su prosa armoniosa y desmitificadora: todos los miembros de este Bestiario, unos más otros menos, dan lecciones a quien, prosopopéyamente, se autodenomina “el rey de la creación”.

Beteta, como maestro inclaudicable, aprovecha los usos y costumbres de esta zoología, que no es nada borgiana, para darnos lecciones y criticar a lo necesariamente criticable: el mundo contemporáneo, dominado y devorado por los media y el sistema neoliberal, preocupado, única y exclusivamente, en sus ganancias, por encima de la educación, el arte y la cultura.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Este libro nos sirve y nos viene de perillas a los poetas; por lo que no hemos dejado de pedirle que escriba -sin prisa, pero sin pausa- uno sobre las plantas y las flores, que tanta falta hacen para la contemplación y el enriquecimiento del espíritu humano.

Más información sobre
Síguenos enGoogle News
Lo último
Lo más leído