Este artículo es de hace 5 años

Primera Ministra de Serbia y su novia se convierten en madres por fecundación artificial

Brnabic, de 43 años, se convirtió en 2017 en la primera Ministra abiertamente homosexual de ese país y la primera mujer en estar al frente del Ejecutivo. Sorpresa en la nación balcánica donde no se reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo.

EL PERFIL
/
Por EL PERFIL
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

La primera ministra de Serbia, Ana Brnabic, se convirtió en madre después de que su misma pareja, Milica Djurdjic, diera a luz a un niño. Pero los activistas de derechos LGBTIQ en el país se dieron cuenta rápidamente de que las parejas del mismo sexo todavía no pueden casarse legalmente en Serbia y los ataques contra ellos siguen siendo preocupantemente comunes.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

“La noticia de que Brnabic se convirtió en madre es buena en general, pero también demuestra cuán privilegiada es”, dijo a BIRN Aleksandar Savic, del Centro de Información del Orgullo de Belgrado.

Señaló que Brnabic podría permitirse convertirse en madre porque ella está en el poder y está protegida de los problemas que enfrenta la comunidad. “La homofobia en Serbia es algo que no la aborda”, señaló Savic.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

La noticia de su maternidad se conoció el miércoles por la tarde, lo que llevó a los medios de comunicación mundiales a describirla como la primera líder mundial en tener un hijo con una pareja gay.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Los medios serbios informaron que la pareja de Brnabic y su bebé, llamado Igor, estaban “bien”. La BBC informó que Djurdjic había quedado embarazada por inseminación artificial.

La ley de familia serbia define el matrimonio en términos puramente heterosexuales como una “comunidad de vida entre una mujer y un hombre”. No reconoce las uniones de parejas del mismo sexo.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Tales parejas en Serbia no pueden adoptar hijos y el Estado no los reconoce como padres si tienen un hijo. Sólo la madre biológica tiene derechos legales en este caso.

Archivado en
Lo último