La economía está estancada y el MEF no suelta la plata

Los ingresos familiares se encuentran detenidos, aunque las necesidades de salud y educación aumentan ante la crisis de servicios públicos. Mientras tanto, los billonarios siguen ganando a todo dar.

Empecemos por ¿cómo venimos avanzando? ¿qué está pasando? Los resultados del 2019 han sido malos, a principios de año el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) dijo que creceríamos a 4,2 por ciento y con suerte llegamos a la mitad.  Y ojo, la diferencia, 2% del PBI son 15 mil millones de soles; por persona son 500 soles anuales, claro, si se repartiera equitativamente.

El problema es serio en cuanto a los empleos e ingresos de las familias peruanas. Los peruanos no queremos regalos, queremos ganarnos la vida con nuestro propio esfuerzo. Pero faltan oportunidades. No hay nuevos empleos en Lima y en las ciudades desde hace 4 años, mientras entran 300 mil jóvenes al año a buscar chamba y encima hay 600 mil venezolanos. Los ingresos familiares se encuentran estancados, aunque las necesidades de salud y educación aumentan ante la crisis de servicios públicos. Mientras tanto, los billonarios siguen ganando a todo dar.

El MEF hoy, igual que antes con el ministro Oliva y antes bajo PPK, dicen que no estamos tan mal porque no hemos caído, pero, a este ritmo de tortuga, estancados, no hay progreso económico. Otros defienden esta situación diciendo que el resto de Latinoamérica está igual, pero mal de muchos consuelo de tontos. 

Además, China e India, y entre esos 2 países hay 80 Perús de población, crecen 6%, el triple que nosotros, y Evo Morales dejó Bolivia creciendo al 4%. El Perú ha crecido en el pasado a 4, 5 o 6%; incluso con Velasco, ese que la derecha y los empresarios odian, crecíamos entre 4 y 5% anual.

¿Por qué estamos así? Una explicación para desechar es que es el chavismo-comunismo del gobierno, lo que dicen Bartra, Mulder y Becerril. ¿Cuál chavismo? ¿Dónde están los controles de precios, el control de cambios, las estatizaciones? Tampoco es verdad que los inversionistas vean al Perú hoy más riesgoso; el indicador de “riesgo país” muestra que no es así y los financistas internacionales ponen su plata en bonos del gobierno peruano a muy bajas tasas de interés. Esos cuentos son un engaño para esconder que defienden el modelo que viene de Fujimori, que han votado en el fujicongreso para que las grandes agroexportadoras sigan pagando la mitad de Impuesto a la Renta que la bodeguita de la esquina, que las trasnacionales mineras reciban 2 mil millones de soles de “devoluciones de impuestos”, que las universidades-negocio y los bancos no paguen IGV como lo hace aquella bodeguita, el estudio profesional que hace planos y proyectos de inversiones o el policlínico de barrio que atiende la salud

¿Cuál es la explicación válida de porqué se ha detenido el crecimiento de nuestra economía? La economía peruana es como un velero con motor. La vela agarra el viento de la economía mundial. Hoy ese viento está parado, los precios de los minerales y materias primas han caído. Podemos echarle la culpa al viento. Pero todas las economías tienen sus motores propios por si para el viento, unos más poderosos, otros más pequeños. Nosotros tenemos dos motores, no grandes, pero de mediano tamaño, que tienen combustible (reservas) y a los cuales podemos pisar el acelerador cuando el viento se detiene.

El primer motor es el crédito: la moneda la maneja el gobierno a través del BCR y puede facilitar el crédito y bajar los intereses. Se hace todo el tiempo en los Estados Unidos, Europa, Japón, Chile, Colombia, etc…pero en Perú el BCR dirigido por Velarde y Chlimper prefieren mantener escaso el crédito y altas las tasas en beneficio de los grandes bancos.

El otro motor es la inversión pública: el gobierno puede abrir el caño presupuestal a la inversión pública y la inversión social. Pero el MEF no quiere. Por ejemplo, Vizcarra ha dicho que el SIS será para todos, pero el MEF no suelta la plata. Por ejemplo, se necesita 2000 inspectores laborales y solo hay 1/3 de eso, pero el MEF no suelta la plata. Necesitamos mucho más parchado de pistas y nuevas avenidas y carreteras pero el MEF no suelta la plata para seguir sin cobrarles impuestos a los negocios billonarios de mineras, bancos, etc.

Un asunto más de fondo es que necesitamos nuevos y mejores motores, que generen empleo y prosperidad, en sectores como Agricultura, Industria, Servicios, Turismo, Biodiversidad y Nuevos emprendimientos. Para eso, hay que facilitarles crédito, mercados, demanda, tecnologías, conexiones a internet en provincias. Es tiempo de cambiar el rumbo económico, la estrategia de “solo la minería y los grandes monopolios” no sirve más.

El problema es que el gobierno y la Confiep no quieren pisar el acelerador sobre los motores que tenemos ni quieren poner en marcha motores más modernos de refuerzo. En esas condiciones, cualquiera sabe que, si sigues haciendo lo mismo que antes, seguirás obteniendo los mismos resultados, que en el caso de nuestra economía dejan mucho que desear.

Sigue a El Perfil en
Te puede interesar