Mastodon
Este artículo es de hace 1 año

Un país en pie de lucha y Boluarte atornillada en Palacio

Los hermanos del sur no han dejado de movilizarse desde que llegaron. La brega continúa.

Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

En casi todas las regiones hay peruanos movilizados pidiendo la renuncia de Dina Boluarte; pero ella está sujetada a los intereses hipotecados por Otárola desde que Castillo salió de la presidencia.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Este jueves sorprendió la nutrida manifestación que partió desde Ancón y llenó las arteriales principales cercanas a Palacio de Gobierno y el Congreso. Hubo actos de solidaridad de los vecinos en el largo camino y es una señal de que no hay espacio para el diálogo. Como dijo una de las manifestantes: No pueden matar a más de 50 y después decir que queremos hablar.

A diferencia de las marchas anteriores, las protagonistas son las mujeres y los hombres venidos de los últimos rincones del país. La Universidad Agraria ha indicado que recibirá como la UNI a los manifestantes que están llegando del sur.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Sus demandas más sentidas es que se vaya Boluarte. Es un tremendo error no solo de los medios concentrados y de los críticos al ponerse de espaldas a la realidad. El más esforzado noticiero no ha encontrado armas de fuego. Es la ciudadanía que con su presencia y rabia grafica el reclamo tantos años postergado. Solo una mente extremadamente conservadora puede sugerir que las pancartas de una portadora de San Antonio de Putina es un invento.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Las respuestas frete a la agresiva y prepotente incursión en los dormitorios de los estudiantes sanmarquinos violando los derechos humanos son insultantes. Lo más deplorable son las amañadas respuestas que agravan la situación porque ofenden la sensibilidad cívica y pretenden que los padres de familia queden insensibles frente al desprecio a su inteligencia. Situación que aún no ha sido tratado por los universitarios al interior de sus órganos de gobierno y de su cuerpo docente. Podría dar la falsa impresión que los docentes, investigadores y ejecutivos pertenecen a un mundo aparte.

Las declaraciones de Boluarte

Es imperativo comunicarle severamente a la señora Boluarte que PUNO ES EL PERÚ. Y corregirle al periodista poco lúcido cuando dice que hay que “recuperarlo”. La confusión frente a la prensa extrajera deja muchas dudas y problemas sobre el frente interno del gobierno. Todo su discurso ha estado encaminado a “resolver los temas” sin señalar cuáles y cómo. No son temas, son hechos frente al que es menester decidir medidas concretas.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Su explicación se agota en la violencia que se ha creado en Puno sostenida por la minería ilegal y en Apurímac sostenida por el VRAEM que cuando ejercía en gobierno calló peligrosamente. Así, su tímida aceptación de la incursión violenta en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, refiriéndose como la incursión a “la San Marcos” y que “quizá la forma no haya sido la adecuada”. Peor cuando dice que los mal pensados están “encontrando una narrativa”. Para ella las violentas acciones policiales son minucias inventada por una narrativa.

Su discurso a estas alturas, cuando más de medio centenar de muertos no tienen explicación cierta, la tregua y la mesa de diálogo que pide suenan febles. Peor todavía cuando sueña con instalar y equipar industrias farmacéuticas para evitar que se lleven las plantas medicinales y nos “devuelven plantas medicinales ancestrales convertidas es cápsulas”. Alucinante.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Después de un discurso vacuo sobre tregua y mesas de diálogo en el vacío, a la pregunta de la prensa internacional sobre el medio centenar de muertos calló en siete idiomas. La vedad no pertenece a su “relato”. Su apresurada propuesta es decidora cuando se ciñe a su libreto: que se está reuniendo con el Obispo y los representantes de todas las iglesias.

No ha aportado claridad sobre las lamentables muertes a las que reduce en un asunto de “narrativa”. Su risible pregunta “¿Mi renuncia resolvería la crisis?” delata que realmente está perdida sin saber a qué atenerse. Como si esto fuera una minucia desgraciadamente la señora no sabe con quién dialogar. Falla en los interlocutores y falla en el blanco. Un mínimo de sentido común político aconseja mirar, analizar y discriminar los hechos.

Dura represión a los manifestantes

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

La policía en todo momento trató e impedir el incremento de las concentraciones en la Plaza San Martín, en el Parque Universitario y en todos los lugares cercanos al Palacio y el Congreso. Han ocurrido enfrentamientos violentos de la policía con los manifestantes para disolver las concentraciones, poniendo en marcha una estrategia y acciones mucho más rudas. Los enfrentamientos se desconcentraron a fin de abordarlos atomizados. Con refuerzo graneado de bombas lacrimógenas que se incrementó hasta alcanzar concentraciones de potencia y toxicidad inusuales. El uso de perdigones y la profundidad de sus aplicaciones deben ser investigadas para tomar las medidas en atención a los derechos humanos.

El futuro del gobierno

A estas alturas el Gobierno carece de legitimidad y de poder sostenida solamente por la policía y el ejército. El señor Otárola carece de iniciativa política y ha roto motu proprio todo canal de comunicación efectiva y capacidad de diálogo. Después de sus desacertadas declaraciones no tiene poder, apoyo y criterios democráticos y medidas creíbles convertidas en políticas convincentes. Es un caso irreversible y resulta nocivo incluso para acompañar a Boluarte en poco tiempo que también le queda. El señor Otárola ha probado ineficiencia, por sus expresiones erráticas y falto de tino político que le salve. Es irreparable.

El papel del Congreso

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Los congresistas muy en lo suyo viven empeñados en sus proyectos pase lo que pase. En primer lugar, planean medidas innombrables y se regodean con el sueño dorado de la bicameralidad para asegurar su vuelta al sueldo. Hasta el momento, el Tribunal Constitucional (que tiene sus prioridades) no han dicho nada.

Síguenos enGoogle News
Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Avatar de Lucas Lavado
Lucas LavadoColumnista de EL PERFIL
Profesor en Filosofía y Ciencias Sociales. Magíster en Docencia Universitaria y Doctor en Ciencias de la Educación. Ha editado más...
Lo último
Lo más leído