Este artículo es de hace 5 años

Vitamina D: ¿Alcanza con tomar el sol para cumplir con la dosis diaria?

Este compuesto tiene dos orígenes, uno cuando se expone el cuerpo a la irradiación ultravioleta y otro a través de la alimentación. ¿Qué es lo recomendado?

EL PERFIL
/
Por EL PERFIL
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

La vitamina D es un compuesto liposoluble que se almacenan en el tejido graso del cuerpo y que ayuda al cuerpo a absorber el calcio y en menor medida el fósforo, dos minerales necesarios para la formación normal de hueso; por lo que su falta produce alteración en la formación de los huesos afectando en los niños el crecimiento y, en personas mayores, generando osteoporosis.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Cómo adquirir Vitamina D

Tiene dos orígenes: uno endógeno -cuando se expone el cuerpo a la irradiación ultravioleta- y otro exógeno, a través de la alimentación.

Alimentos con Vitamina D

Se encuentra principalmente en pescados, también en hígado, huevo y leches fortificadas. Sin embargo, según resaltó la endocrinóloga Ruth Gallardo, “la ingesta de éstas comidas es mínima en la población general por lo que la fuente endógena -síntesis cutánea- se convierte en la más importante”.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Déficit vitamínico

Factores como el tiempo de exposición a los rayos, pigmentación de la piel, el uso de pantallas solares, la edad o la latitud geográfica pueden condicionar su producción. Cuando la adquisión de vitamina D es insuficiente hay que suplementar.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

“Los requerimientos de este compuesto varían según la etapa de la vida”, aclaró la especialista y aconsejó complementar en los siguientes casos:

  1. Prolongación de la lactancia materna más allá de los 6 meses junto a Insuficiente exposición solar.
  2. Escasas reservas maternas de vitamina D.
  3. Dieta materna deficitaria en vitamina D.
  4. Niños escasamente expuestos al sol y excesivamente cubiertos de ropa, sobre todo durante meses invernales.
  5. Clima poco soleado.

Las guías recomiendan una exposición total de manos y cara de dos horas por día o de 30 minutos por semana sólo con el pañal y fuera del horario peligroso para la exposición solar (de 10am a 4pm)”, concluyó Ruth.

Archivado en
Lo último