Este artículo es de hace 5 años

Biometría, la tecnología que mide y analiza nuestros datos biológicos

Puede que a muchos de nosotros el concepto de biometría nos suene a algo lejano, demasiado científico o ni siquiera lo hayamos oído. Pero lo cierto es que es algo que está cada vez más presente en nuestras vidas y será el sustituto de cualquiera de nuestras contraseñas o la llave de nuestras casas.

EL PERFIL
/
Por EL PERFIL
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

La definición de biometría señala que se trata de un método de reconocimiento de personas basado en sus características fisiológicas o de comportamiento. Se trata de un proceso habitual y similar al que hacemos a diario para identificar a la persona que tenemos delante o reconocer a un amigo, solo que nosotros lo hacemos de manera inconsciente. El físico, la forma de andar, la voz o incluso la forma de las orejas pueden ser identificadores biométricos.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

PRINCIPALES TIPOS DE BIOMETRÍA

Existen dos grandes tipos de biometría: la fisiológica y la del comportamiento. La fisiológica toma como referencia rasgos característicos de nuestro cuerpo para convertirlos en parámetros o indicadores y la del comportamiento se sirve de otros aspectos derivados de una acción concreta, como escribir o caminar, por ejemplo.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

La incipiente aplicación de la biometría no es casual. Nuestras contraseñas y nuestros controles de acceso son cada vez más sofisticados y evolucionan a medida que lo hacen el tratamiento y la cantidad de datos con los que operamos a diario. Lo que antaño funcionaba como clave, hoy puede estar quedando obsoleto. Recientes situaciones como el caso de Cambridge Analytica han puesto de manifiesto no solo la vulnerabilidad en la custodia de nuestros datos a día de hoy, sino los riesgos a la hora de hacer un uso malintencionado de los mismos.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Los datos son la nueva moneda de cambio y ni siquiera somos conscientes de su valor. La nueva privacidad requiere de nuevas normas, nuevas contraseñas y otros niveles de seguridad.

En medio de este panorama nuestro cuerpo se ha convertido en un identificador único y singular. Disponemos, sin percibirlo, de aspectos característicos que no se repiten en ninguna otra persona. El iris, la geometría de la mano o el olor corporal pueden convertirse en identificadores biométricos. Incluso la forma de tus vasos sanguíneos puede delatarte.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

PRINCIPALES VENTAJAS EN LA APLICACIÓN DE LA BIOMETRÍA

Puede asociarse a un individuo en concreto (al contrario que una contraseña que puede ser usada por alguien no autorizado), su comodidad ya que no es necesario recordarla o tener que contar con una y su seguridad, pues es altamente resistente al fraude.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

USOS DE LA BIOMETRÍA

El uso de la biometría ya no es algo exclusivo de las películas de ciencia ficción. El tiempo de Minority Report ha llegado. Y no hace falta remitirse exclusivamente al cine: seguramente uses identificadores biométricos a diario en tu smartphone, por ejemplo.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

El primer teléfono móvil con reconocimiento de huella dactilar data de 2007. A día de hoy, podemos desbloquear un teléfono de alta gama con la cara.

Pero hay otros muchos usos que veremos desarrollarse en los próximos años: control de accesos en lugares críticos, control de presencia para empleados, lucha contra el fraude en entidades bancarias, huella digital como medio de pago en sustitución del clásico tpv… incluso pueden servir de autenticación en call centers. ¿O es que acaso no has probado nunca a hablar con el asistente de tu smartphone?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Aunque sin duda, uno de los mayores impulsos para la extensión en el uso y seguridad de la biometría serán los múltiples beneficios para las compañías. Pese a que todavía no haya llegado su periodo de masificación, la aplicación de la biometría en empresas puede traer consigo una reducción de costes de mantenimiento en los sistemas de autenticación, un aumento en la eficiencia del control horario o una mayor sencillez en las tramitaciones remotas.

El futuro es ahora. Y tu cuerpo tiene mucho que decir al respecto.

Archivado en
Lo último