Íconos

La historia de “Rezo por vos”

Hoy, 8 de febrero, se cumple una década del fallecimiento de Luis Alberto Spinetta. El Flaco junto con Charly García legaron una de las canciones más significativas del rock latinoamericano.

La relación entre Charly García y Luis Alberto Spinetta se extendió por décadas y lustros. Estos dos músicos argentinos intentaron grabar juntos un disco que iba a llamarse “Cómo conseguir chicas”, que, de haberse concretado, habría sido un hito en la historia del rock latinoamericano. Para desdicha de ellos mismos y sus oyentes, el proyecto se truncó y nunca vio la luz, aunque “Rezo por vos” sobrevivió a esa aventura musical.

Era 1985, Charly y Spinetta se encontraban en el programa argentino “Cable a tierra” (Canal 7), conducido por Pepe Eliaschev, para presentar en vivo “Rezo por vos”. García llevaba puesto un pantalón y saco largo plomos, un suéter negro y una camisa blanca con el cuello desabotonado, mientras el Flaco lucía unos botines de tonalidad mostaza, una camisa blanca con el cuello desabotonado, un saco de color plomo rata y un pantalón negro. Charly se apoderó de una torre de teclados y Spinetta hizo lo suyo con una guitarra.

Tras la tocada —o durante ella—, Charly recibió una llamada telefónica que le informó acerca de un departamento que ardía en llamas en la esquina de Coronel Díaz y Santa Fe; el inmueble era de su propiedad. Antes de salir rumbo a la casa televisiva, el autor de “Clics modernos” había dejado encendida una videograbadora para registrar su debut público con Luis. El aparato sufrió un cortocircuito y comenzó a chispear, lo que ocasionó el siniestro. Algunos seguidores de Charly asocian el incidente con estas líneas de “Rezo por vos”: “Y quemé las cortinas / y me encendí de amor”.

La llamada que recibió García lo sacó de quicio, el ambiente se puso tenso y también se incendió de desesperación. Luis le decía a Charly: “Loco, la culpa la tengo yo”. “Callate, tarado”, replicaba, furioso, Charly, quien lanzó un cenicero por el aire. De retorno al depa, Charly descubrió que le habían hurtado veinte mil dólares. Un demo grabado ese mismo año por ambos se había salvado del incendio. En esta cinta figuraban otras canciones que se crearon exclusivamente para este proyecto pero que no se presentaron oficialmente mientras el dúo trabajaba: “La pelicana y el androide”, “Hablando a tu corazón” y “Zapada”.

“Rezo por vos”, compuesta por Spinetta, había sido grabado en 1984. Aparecería, primero, en “Privé” (1986) y, después, en “Parte de la Religión” (1987), álbumes solistas de Luis y Charly, respectivamente. Para su versión, Charly solo modificó la parte inicial de la letra y uno que otro arreglo. A Rubén “Pelo” Aprile, productor discográfico que estuvo a cargo de las grabaciones que hicieron el clan Spinetta-García, “el tema [le] parecía raro, pero hoy es un himno”.

Allegados al proceso de creación de Spinetta y García manifestaron que los problemas comenzaron cuando este último quiso ser el productor del disco y buscaba que la voz del Flaco aparezca delante de la mezcla. Spinetta se opuso y argumentó que prefería que su voz se escuche entremezclada con los sonidos instrumentales. Para Charly, aquella idea resultaba inconcebible, pues consideraba que la voz del autor de “Pelusón of milk” merecía mostrarse. Hubo complicaciones en algunas grabaciones en Moebio, estudio donde trabajaron con el ingeniero de sonido Mariano López. Charly estaba saturado; ante esto, Pelo Aprile llamaría a su colega Mario Breuer para mandarse mudar al estudio Panda en la avenida Segurola, en Buenos Aires.

El proyecto musical caía en desavenencias, sombras antagónicas afectaban el proceso de creación de ambos, los disgustos estaban a la orden del día a día. A pesar de ello, el vínculo amical entre el Flaco y Say no more nunca se vio afectado. Sobre esto, Mario Breuer señala que la relación entre Luis y Charly era muy cariñosa y que cuando Charly estaba mal, la presencia de Luis le hacía bien; cuando Charly no se encontraba bien, el Luis andaba incómodo.

En su libro “Ruido de magia”, biografía oficial de Spinetta, el periodista Sergio Marchi cuenta que una vez, en Panda, el ex-Pescado Rabioso y el ex-Serú Girán discutieron porque el segundo llegó tarde a las grabaciones. Al Flaco le disgustó el estado en el que García se encontraba. Patricia Salazar, esposa del Flaco, intervino en el altercado y le pidió a García que se calmara y se marche a Castelar, al oeste de Buenos Aires. García no discrepó, pero añadió que se iría con “dos putas”. Patricia le dijo que no, entonces García cogió un paquete de galletas que revoleó por la cabeza de ella. El Flaco estuvo presente, sin embargo, guardo la compostura, cogió del brazo a su esposa y se marcharon del estudio de grabación. De esta manera, supone Marchi, la ilusión de concretar el disco se hizo humo.

En 1985, en una entrevista con los periodistas Carlos Polimeni y Víctor Pintos, al ser consultado sobre quién es Charly García, Spinetta manifestó: “Es un ser muy increíble al que quiero mucho y respeto muchísimo, a quien a veces quisiera cuidar como si fuera un hermano perdido”. Esta declaración se dio luego de las dificultades que atravesaron Luis y Charly al no poder sacar adelante el disco que tenían en mente. Años después en un diálogo con el diario “Crítica”, en 2008, Spinetta ensayó una respuesta sobre el proyecto truncado con Charly: “Yo estaba en otra cosa, no podía seguir ese tren. Con mis hijos chicos. No era mi forma de vivir, no podía simplemente seguirlo a él. Se le ocurría llamarte a cualquier hora para grabar y yo tenía mis cosas. Cuando vi que eso no caminaba, no volví a insistir”.

“Siempre tuve una gran admiración hacia Spinetta y él fue uno de los primeros que me alentó cuando empecé en esto […] A mí me inspiró mucho. Yo pienso que sin él hubiese sido todo distinto, realmente era un tipo tan importante. Su desaparición es un agujero casi imposible de llenar. Siempre lo admiré y con el tiempo nos convertimos en grandes amigos…”, García le diría a Radio Mega 98.3, el 14 de febrero, tras seis días de la muerte del Flaco. En el documental que National Geographic le hizo al Flaco, García recordó emocionado que se conocieron en el restaurant Pippo, donde el Flaco le dijo: “Vos tenés mucho talento, pero cuidaté que los cuervos te van a chupar la sangre”.

rezo por voz 1
Juntos en el Estadio Vélez Sarsfield, en el concierto sin igual de “Spinetta y las Bandas Eternas”, en el 2009 / Fuente: Youtube

En el “Unplugged” de MTV, en 1995, Charly tocó “Rezo por vos” tras dedicársela “a Luis Alberto Spinetta”. En 2009, Charly García y Luis Alberto Spinetta tocarían dos veces este himno del rock argentino: la primera, en el “El concierto subacuático” y, la segunda, en el recital “Spinetta y las Bandas Eternas”, en el estadio de Vélez, frente a 40 000 asistentes. En ambas presentaciones los dos amigos se despedirían con un abrazo. “Rezo por vos” también sonó por las calles de Buenos Aires, en la masiva despedida de los restos del Flaco Spinetta, el 9 febrero de 2012.

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último