Este artículo es de hace 5 años

Ellos arremeten con todo

Paco Moreno

Con Keiko Fujimori en la cárcel, el fujimorismo es capaz de todo. En esta línea se explica la aprobación de la ley que les abre las puertas del presidio a Fujimori, Montesinos y los angelitos que integraban el Comando Colina que secuestró, torturó y asesinó estudiantes e incluso al niño de Barrios Altos Manuel Ríos Rojas de apenas 8 años de edad.

El fujimorismo no es partido político sino una banda criminal, lo adelantó hace mucho el periodista César Hildebrandt y el trabajo del fiscal José Domingo Pérez Gómez lo está confirmando.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Keiko tiene ahora más galones. Fue la primera dama de la dictadura, ahora es la jefa máxima de una organización que presuntamente lavó activos y licuó el dinero de la caja 2 de Odebrecht.

Ante la arremetida de Keiko, es decir, del fujimorismo que blinda a Chávarry y Becerril, quiere pretende sacar a los asesinos, el presidente Martín Vizcarra tiene que ponerse al lado de la gente y no seguir los pasos de Yamila Osorio, quien defendió a Keiko.

No hay venganza sino justicia y el presidente Vizcarra debe, primero, observar esa ley a favor de Fujimori, Montesinos y los Colina y luego no bajar el tono de sus declaraciones contra los corruptos.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Vizcarra sabe quién es Keiko y de lo que es capaz. Por eso, en estos tiempos convulsos, en los que los fujimoristas están actuando con sangre en el ojo, el mandatario debe estar más firme que nunca y a lado de esos ciudadanos que lo aplaudieron el 28 de Julio cuando salió del Congreso después de plantear el referéndum.

La lucha contra la corrupción debe ser constante y sin bajar la guardia porque los corruptos nunca descansan y siempre están atentos para atacar cuando alguien baja los brazos.

Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Compartir
Sobre la firma
Avatar photo
Por Paco Moreno Director periodístico de EL PERFIL
Seguir:
Ayacucho, 1977. Estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde tuvo como maestros a César Lévano, Juan Gargurevich, Manuel Jesús Orbegozo, Óscar Pacheco, Julio Estremadoyro, Ricardo Falla, Sonia Luz Carrillo, Carlos Eduardo Zavaleta, Zenón Depaz, Aurora Bravo y otros grandes docentes. Ha publicado dos libros de periodismo literario, Gente como uno (2011) y Rebelde sin pausa (2016); uno de cuentos, El otro amor de mamá (2012); y una novela, El jinete en la hora cero (2021).
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp