Este artículo es de hace 5 años

La corrupción mata

Luis Villanueva Carbajal, secretario general adjunto de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú, analiza la situación actual de los trabajadores.

Paco Moreno
/
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

Es verdad: el obrero de construcción civil, literalmente, se rompe la espalda en el trabajo y es el motor de la economía; pero el presidente Martín Vizcarra, el salpicado, mira a otro lado e impulsa la Política Nacional de Competitividad y Productividad hecha por los empresarios y para los empresarios. No escucha a los trabajadores, pero estos no se quedan callados. El dirigente sindical Luis Villanueva dice que seguirá luchando para que esta realidad adversa cambie. Habla, en esta entrevista, sobre lo perjudicial que puede ser la corrupción y qué debe hacerse para cambiar las cosas desde el fondo. Informa que cientos de dirigentes de construcción civil de todo el Perú se reunirán en su Asamblea Nacional de Delegados el 22 y 23 de febrero en Huachipa para analizar las medidas de lucha.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—¿Qué impacto tienen el robo, las movidas de los corruptos, en los trabajadores de construcción?

—Se paralizaron las obras que ejecutaban las empresas investigadas por el caso Lava Jato y se perdió trabajo, lo que incrementó el desempleo y la pobreza en 2017. Cada puesto de trabajo en construcción impacta en otros tres o cuatro puestos de trabajo en actividades conexas. El Gobierno debió castigar la corrupción, pero continuar las obras. Felizmente, eso se está corrigiendo y el sector construcción está creciendo, pero falta mucho por hacer. La prisión preventiva de algunos personajes corruptos es un avance, aunque faltan otros. La corrupción es un monstruo grande y pisa fuerte.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—¿Ese monstruo puede ser AG?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—Él y todos los que deben pagar por lo que hicieron contra el Estado. Recuerde que Odebrecht y otras empresas trataban con candidatos presidenciales, presidentes y vicepresidentes, el Ejecutivo entero y gobernadores regionales y locales, empresarios, entre otros. Lava Jato es un tipo de corrupción, pero hay otros que son igual de graves, como el robo de gasolina, las deudas impagas a la Sunat de las grandes empresas, “lobbies” que generan que el dinero de todos los peruanos se vaya al bolsillo de pocos, sobre lo cual no hay visos de justicia.

—¿Estos son discutidos por los trabajadores?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—Sí, estos y otros temas serán abordados en la Asamblea Nacional de Delegados.

—¿No están al margen de la política?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—Vemos temas políticos y cómo afectan estos al trabajador y al pueblo entero. Un tema vital, por ejemplo, es el Pliego Nacional de Reclamos que presentaremos este año en el marco de nuestra negociación colectiva por rama; y es la última asamblea de este periodo, pues en junio nuestra organización realizara su 27° Congreso Nacional.

CÁRCEL PARA LOS CORRUPTOS

—No hay planificación ni para evitar que las lluvias generen muertes. Hay destrucción, ¿qué le pediría al Gobierno al respecto?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—Cárcel para los corruptos e ineficientes que, aun cuando tenían presupuestado dinero para obras que hubieran evitado desborde de ríos y huaicos, no ejecutaron las mismas, teniendo como saldo muertos y heridos. El periodista Ángel Páez ha revelado que en Ilabaya, donde quedó prácticamente enterrado el poblado Mirave, en Tacna, recibió desde 2016 casi 23 millones de soles del fondo de Reducción de Vulnerabilidad y Atención de Emergencias por Desastres del MEF. Y no se hizo nada. Eso es corrupción.

—¿La corrupción mata?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—Genera violencia y muerte, claro. Muchas bandas delincuenciales que extorsionan en obras se coludieron con policías, alcaldes y gobernadores. Esas bandas han asesinado en ocho años a 17 dirigentes de los sindicatos de la Federación.

PRIVATIZACIÓN NO

—¿Y Sedapal también es otro tema que debe investigarse?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—Sí. El aniego en San Juan de Lurigancho ha revelado que la obra y la fiscalización de la obra han sido hechas por privados. Sedapal tiene 70 por ciento de sus operaciones tercerizadas. Eso debe investigarse. Pero no debe privatizarse. La experiencia de las AFP, cuyos operadores ganaron 488 millones mientras los aportantes perdieron 2000 millones, nos demuestra que la privatización no es el camino. Eso también debe investigarse. Es un robo legalmente aceptado.

DERECHOS

—¿En el ámbito de la construcción qué demandan los trabajadores al Gobierno?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—La restitución de la jubilación en construcción civil con 15 años de aportes, derecho conculcado por la dictadura de los 90. El trabajo en construcción es eventual y el ciclo laboral del obrero es corto, porque este trabajo es muy duro; por eso lo exigimos. También estamos impulsando la campaña por la reducción del peso de la bolsa de cemento a 25 kilos como máximo, porque el obrero, literalmente, se rompe la espalda en el trabajo. La Política Nacional de Competitividad y Productividad, por ejemplo, no ve nada de eso; no dice nada sobre las condiciones laborales de los trabajadores. Es una política de escritorio.

—¿Esta política los afecta como construcción civil?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—No directamente, pero somos solidarios con los afectados. Es un error, en ese sentido, que el Gobierno haya publicitado las propuestas del empresariado, de crear un régimen laboral con menos vacaciones, sin CTS, menor aporte a la seguridad social y de salud, y pretenda que los despedidos arbitrariamente no deban ser repuestos en su trabajo, entre otros temas.

—¿Qué harán?

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

—No podemos callar ante ello. Los jóvenes serán los más perjudicados. La propuesta de la CONFIEP es, sin lugar a dudas, una nueva ley Pulpín ampliada, pues es para los nuevos trabajadores, pero puede ser aplicable a quienes se les vencen los contratos para renovarlos con este régimen. Contra esta propuesta de explotación laboral debemos luchar y el primer paso es elaborar una nueva Constitución que nazca desde las bases sociales y esté al servicio de los intereses del pueblo.

Archivado en
Sobre la firma
Avatar photo
Paco Moreno Director periodístico de EL PERFIL
Ayacucho, 1977. Estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde tuvo como maestros a César Lévano, Juan Gargurevich, Manuel Jesús Orbegozo, Óscar Pacheco, Julio Estremadoyro, Ricardo Falla, Sonia Luz Carrillo, Carlos Eduardo Zavaleta, Zenón Depaz, Aurora Bravo y otros grandes docentes. Ha publicado dos libros de periodismo literario, Gente como uno (2011) y Rebelde sin pausa (2016); uno de cuentos, El otro amor de mamá (2012); y una novela, El jinete en la hora cero (2021).
Lo último