Verónika en el Cusco insta a Sagasti a dar nuevo bono y ayudar a los que necesitan y no solo a bancos y las AFP

VERÓNIKA MENDOZA se comprometió en renegociar el contrato entreguista con Perú Rail que se firmó durante la dictadura de Fujimori y que permite el monopolio perjudicando el turismo.

La candidata presidencial de Juntos por el Perú, Verónika Mendoza, instó en el Cusco al presidente Francisco Sagasti a dar un nuevo bono y a tomar medidas urgentes contra el virus y se comprometió en renegociar el contrato entreguista con Perú Rail que surgió en la dictadura de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos y que permite el monopolio perjudicando el turismo.

Verónika dijo que las medidas urgentes que debe tomar Sagasti deben estar orientadas a la contención de la pandemia y a la reactivación económica de la gente, no solo de las grandes empresas, de las AFP y los bancos.

“Si no lo hace, en caso de recibir la confianza del pueblo peruano y cusqueño, lo haremos desde el minuto uno de nuestro futuro gobierno”, dijo en conferencia de prensa en el Cusco, región donde inauguró un local partidario y presentó a sus seis candidatos congresales de la referida región.

La candidata presidencial planteó aumentar y garantizar el número suficiente de camas UCI, reactivar el primer nivel de atención para cuidar a la gente en el primer momento de contagio, instalar el sistema de rastreo y aislamiento para evitar una mayor propagación, acelerar la gestión de las vacunas sin sesgo ideológico para asegurar que llegue oportunamente y sea de acceso universal y gratuitamente.

Pidió a Sagasti que amplíe un nuevo bono para las familias más vulnerables. “En otros países de la región, ya se ha entregado hasta 9 bonos; en el Perú, vamos en un segundo bono. Necesitamos que se entregue un nuevo bono para que las familias más necesitadas puedan resistir la pandemia, alimentarse adecuadamente, pero también para reactivar y dinamizar la economía. Eso nunca será un dinero perdido”, dijo.

ADIÓS AL CONTRATO CON PERÚ RAIL

Verónika dijo que, de ser elegida, en los primeros días de su gobierno, revisará y renegociar el contrato del Estado con Perú Rail, cuyo aumento en el precio de sus tarifas y reducción en el número de vagones para el transporte a Machu Picchu viene entorpeciendo la reactivación del turismo, una de las principales actividades económicas del Cusco.

Explicó que este contrato con la referida empresa se realizó durante la dictadura de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos y que permite hasta ahora el monopolio que perjudica los intereses de los cusqueños y los turistas en general.

Sostuvo que, si la empresa no permite la renegociación del contrato “declararemos la caducidad del contrato de la vía férrea y convocaremos a un nuevo proceso de concesiones abierto, libre y transparente para que varios competidores puedan participar y se escoja no solo al que mejor precio sino mejores compromisos de inversión y de tarifa social”.

“Basta ya de contratos entreguistas que permiten a grandes empresas transnacionales lucrar con nuestras riquezas mientras nos dejan migajas y abusan de la gente. Desde Cusco nos comprometemos a renegociar el contrato con Perú Rail para promover la competencia y en el marco de un Proyecto de desarrollo regional, con compromisos de inversión y tarifas adecuadas”, dijo.

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último