Este artículo es de hace 5 años

Octubre rojo

Augusto Lostaunau

Mientras para Lima religiosa octubre es el mes morado; para muchas organizaciones políticas y miles de ciudadanos del mundo, octubre es rojo y rojo será. No es una competencia; por el contrario, es un conjunto de acontecimientos que marcaron este mes como uno de los más importantes del calendario políticomundial.

El 1 de octubre de 1949, Mao Tse Tung – líder máximo del Partido Comunista Chino- proclamó la República Popular China. El país más poblado del planeta pasaba al “bloque comunista”. El campesinado pobre de un país social y económicamente muy atrasado llegaba al poder político.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

El 7 de octubre de 1928, José Carlos Mariátegui fundó el Partido Socialista Peruano que se proclamó marxista, antiimperialista y clasista proletario. Una organización política de avanzada en un país semifeudal. Inmediatamente el partido de Mariátegui inició su trabajo de reorganización de la clase obrera (CGTP) y de los campesinos pobres.

El 9 de octubre de 1967, Ernesto “El Che” Guevara era asesinado en La Higuera (Bolivia) luego de haber sido herido y capturado durante un enfrentamiento entre la columna guerrillera que lideró y las fuerzas armadas bolivianas asesoradas por elementos de la CIA. De esta forma, se convirtió en el ícono político-social de varias generaciones de jóvenes a nivel mundial.

El 25 de octubre de 1917 (según el calendario juliano vigente en la Rusia Zarista), el partido Bolchevique liderado por Vladimir Ilich Ulianov “Lenin” tomó el poder absoluto de Rusia y se convirtió en la primera organización política mundial de orientación marxista en alcanzar este objetivo. Los comunistas rusos lograron formar una vanguardia sólida en sus ideales revolucionarios.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Para el disgusto de muchos, en estas celebraciones de Octubre Rojo, no debemos incluir el Golpe de Estado del 3 de octubre de 1968 liderado por el General Juan Velasco Alvarado porque su gobierno no tuvo ningún acercamiento ideológico a los anteriores. Si bien es cierto, el gobierno de Velasco liquidó a la oligarquía como clase social –que era un gran obstáculo para el desarrollo del capitalismo en el Perú-; sus reformas se dirigieron a forjar un capitalismo de Estado. Pese a ello, otorgó derechos a los trabajadores y campesinos del Perú. Una figura que acercó a muchos militantes de derecha e izquierda pero, a su vez, alejó a otros tantos.

Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Compartir
Recibe nuestro contenido en Google News Síguenos en Síguenos en Google News
Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp Suscríbete en Suscríbete en WhatsApp