La lucha por sobrevivir en un país colapsado

Este domingo en la noche, tal como lo dijo Sagasti, deben llegar una parte del primer millón de vacunas; sin embargo, estás son una solución a largo plazo.

Las 300 mil dosis del primer lote de vacunas del laboratorio chino Sinopharm están en camino en el vuelo AF480 de Air France. Hizo una parada en el aeropuerto de Francia, Charles De Gaulle, en París, y, según el presidente Sagasti, el vuelo llegará a Lima el domingo 7 de febrero por la noche.

Las 700 mil dosis restantes están a la espera de su embarque para el sábado 13 de febrero. Tal parece que las vacunas en territorio peruano ya son una realidad y los primeros en recibirlas serán el personal del sector salud, los de fuerzas armadas y policiales, además del jefe de Estado, como símbolo de la campaña de vacunación, según anunció la ministra de Salud, Pilar Mazzetti. Sin embargo, el coronavirus no se detiene.

De acuerdo con las cifras actualizadas del Ministerio de Salud, el 4 de febrero se registraron 180 fallecidos, más de 4 mil contagiados, y 13 mil 493 hospitalizados. Desde el inicio de la pandemia, el número de fallecidos es de 41 mil 933 y, según el Sistema Informático Nacional de Defunciones, llegaría a los de 97 mil 432 decesos.

Sin embargo, Patrick Wieghardt, miembro de Open Covid-Perú, señaló que el número estimado de fallecidos, desde marzo, superan los 100 mil. En el registro de Open Covid-Perú se encuentran personas que sufrieron directa e indirectamente los estragos del virus, como los que perdieron la vida al no lograr atenderse a tiempo en un centro de salud.

Los hospitales repletos, el aumento acelerado de las cifras de fallecidos, contagiados, y hospitalizados, la falta de oxígeno y de camas UCI, el cierre definitivo de muchas micro y pequeñas empresas, nos muestra que el Perú va camino al colapso y no solo en el sistema de salud. La única salida para controlar el avance del virus en el país parece ser la llegada de las vacunas; sin embargo, estas no mitigarán los daños de la plaga en corto tiempo. La vacuna es una solución a largo plazo.

La exministra de Salud, Patricia García, dijo al semanario “Hildebrandt en sus trece” que “la vacunación no va a acabar con la segunda ola. Para lograr un efecto significativo en la pandemia tenemos que vacunar al 80% de la población. Antes de eso, no vamos a lograr nada”. Para empezar a vacunar a la población faltan dosis y meses, mientras tanto, el virus original y las dos variantes, la británica y la brasilera, circularán en el país duplicando las cifras de contagiados, hospitalizados y lo más lamentable, de fallecidos.

La variante brasileña es igual de contagiosa que la británica, y su aparición en Loreto, Huánuco y Lima nos muestra una eventual larga cuarentena. Médicos, epidemiólogos y científicos coincidieron en que la cuarentena no detendrá al virus y que “solo 15 días” no bastan para contener la situación, aún más con una “cuarentena chicha” como lo calificó el médico Ciro Maguiña.

La variante brasileña y la británica no serían las únicas que circulan en el territorio peruano. Pablo Tsukayama, microbiólogo molecular de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, reveló al semanario “Hildebrandt en sus trece”, aparecido el 29 de enero, que descubrió cinco linajes o variantes peruanas del virus SARS-CoV-2. Estas podrían ser más contagiosas o peligrosas que la británica, brasileña o sudafricana. Esta última aún no se registra oficialmente en el país.

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último