Sagasti debe seguir pasos de Paniagua

“No es un día de celebración porque hemos visto la muerte de dos jóvenes. No podemos cambiar eso, volverlos a la vida, pero sí podemos desde el Ejecutivo tomar las medidas para que esto no vuelva a suceder”, dijo el nuevo presidente.
Sagasti debe seguir pasos de paniagua

Francisco Sagasti, congresista de la bancada del Partido Morado, asumió esta tarde el cargo de presidente del Congreso de la República tras la renuncia irrevocable de Manuel Merino, político ahora investigado por violación de los derechos humanos reflejada en el asesinato de los jóvenes Bryan Pintado (22) e Inti Sotelo (24) a causa de la represión policial en las manifestaciones sociales del 14 de noviembre del presente año.

Han pasado 20 años y la situación del país se repite: movilizaciones masivas lideradas por jóvenes universitarios que protestan en las calles exigiendo democracia. El 16 de noviembre del 2000, el parlamentario Valentín Paniagua Corazao asumía también la presidencia del Congreso de la República tras la censura a la Mesa Directiva de la excongresista Martha Hildebrandt. Esto originado por el escándalo de corrupción tras los vladivideos. Tres días después, tras la renuncia por fax del exdictador Fujimori desde Japón e impulsada por la censura de “incapacidad moral” por parte del Congreso, Paniagua se convirtió en presidente del Gobierno de Transición del Perú, el último hasta hace algunas horas. 

Hace 24 años la “Ley de Interpretación Auténtica”, amparada por el Congreso, permitía al exdictador Alberto Fujimori postular por tercera vez consecutiva a la presidencia de Perú y la que concluyó en los años posteriores en elecciones fraudulentas, irrespeto a la Constitución y una movilización masiva impulsada por el entonces opositor, Alejandro Toledo, la llamada Marcha de los 4 Suyos. Marcha que concentró a aproximadamente 350 mil jóvenes universitarios, sindicatos, gremios estudiantiles, artísticos, oenegés y demás agrupaciones. Estas manifestaciones apoyadas por la comunidad internacional que pedía también el retorno a un sistema democrático. 

Situación similar aconteció estos días de noviembre con el breve gobierno de Manuel Merino, que duró cinco días y fue la causa de una crisis política adicionada a la crisis sanitaria mundial por la pandemia del coronavirus. Crisis que llamó al pronunciamiento de organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En 20 años, Perú ha repetido la misma historia con un contexto parecido, las marchas nacionales iniciaron el 11 de noviembre tras la vacancia de Martin Vizcarra, en contra del gobierno de Merino y en la búsqueda de una nueva Constitución, una que desplace a la elaborada en 1993 por Alberto Fujimori.  

Francisco Sagasti, presidente del Congreso de la República se convierte, al igual que el fallecido Valentín Paniagua, en el presidente de transición del Perú hasta el 11 de abril del 2021 y tiene el reto de pasar a la historia limpiando el camino para el gobierno del Bicentenario.

Sagasti recordó a Bryan Pintado e Inti Sotelo, quienes fueron asesinados durante las protestas contra el régimen de Manuel Merino. “No es un día de celebración porque hemos visto la muerte de dos jóvenes (…) No podemos cambiar eso, volverlos a la vida, pero sí podemos desde el Ejecutivo tomar las medidas para que esto no vuelva a suceder”, expresó ante el Pleno del Legislativo.

Instó al Parlamento para trabajar en conjunto y evitar que próximas manifestaciones presenten muertes y casos de abusos de autoridad. “Tenemos una tarea conjunta entre todos nosotros de perfeccionar el marco legal de tal forma que las protestas pacíficas puedan desarrollarse y podamos prevenir los posibles y aislados actos de violencia”, manifestó.

“Lo que hemos visto es un poderoso llamado de atención. No bastó la pandemia ni la crisis económica, tuvimos que esperar la muerte de dos jóvenes para que nos caiga encima toda la enormidad de la situación”, continuó.

Sagasti reconoció que cuenta con “una Mesa Directiva corta”. “No vamos a estar haciendo lo que sabemos que no debemos hacer”, reflexionó. Por otro lado, resaltó que ahora el Congreso tiene que concentrarse, definir tareas específicas y cortas.

“Todos ustedes y nosotros, desde la Mesa Directiva, haremos todo lo posible por devolverle la esperanza a la ciudadanía para demostrarles que pueden confiar en nosotros”, puntualizó.

Enlaces patrocinados
Todavía no leíste
Total
6
Compartir