Personajes

Cuando Arguedas elogió “Los inocentes” de Oswaldo Reynoso

Hoy, 18 de enero, se conmemora el natalicio de José María Arguedas. El tayta le dedicó una inolvidable reseña al primer libro de cuentos de Oswaldo Reynoso y asistió a su presentación en el bar Palermo.

Lima está de fiesta. El Perú está de fiesta. Un día como hoy, pero de 1911, nació José María Arguedas. El 1 de octubre de 1961, en el suplemento cultural “El Dominical”, del diario “El Comercio”, el tayta publicó “Un narrador para un nuevo mundo”, una elogiosa reseña sobre “Los inocentes”, de Oswaldo Reynoso, que, el 2021, cumplió 60 años de aparición. Arguedas fue el segundo reseñista que se interesó en el libro de relatos de Reynoso, cuya primera edición fue hecha en los talleres de La Rama Florida, que dirigía el poeta y traductor Javier Sologuren.

En su artículo, el escritor andahuaylino sostiene que la narrativa peruana se encontraba “encadenada” hasta la aparición de los relatos de collera, que él había leído con “júbilo sin límites”. Destaca que “Reynoso ha creado un estilo nuevo: la jerga popular y la alta poesía reforzándose, iluminándose”. Estas características estilísticas le harían parecerse a Juan Rulfo. También aclara que el narrador arequipeño aún “no ha penetrado aún a lo más profundo. Ha descrito la nata, y solo de un sector, lo que en quechua llamaríamos el pogoso”. Así cierra su texto: “Creemos que con Los inocentes empieza un ciclo de una obra que puede llegar a ser tan importante para la literatura como para el estudio de los problemas sociales de la Capital”.

Según Jorge Ramos Rea, autor de la tesis de maestría “La crítica periodística sobre la narrativa de Oswaldo Reynoso: 1961-1970 /1993-2008”, el artículo de Arguedas “con el correr de los años se ha instituido como emblemática en el juicio crítico de la obra y se la reconoce como la primera en importancia, cuando en realidad existen otras dos reseñas críticas aceptables”. Los otros dos críticos que abordaron “Los inocentes”, a través de la crítica literaria periodística, fueron, primero, Fernando González, quien sostiene que el “el libro de Reynoso es un documento o testimonio de la realidad de la época en que se publica”; y, por último, Luis Alberto del Pozo, quien “hace referencia al carácter documental del libro de Reynoso por la certeza de que el núcleo familiar y la sociedad no han sabido asumir su rol docente para encaminarlos adecuadamente, tanto en el aspecto moral como educativo”.

Además de reseñarlo y haber leído los originales, Arguedas estuvo presente en la presentación del cuentario de Reynoso en el extinto bar Palermo, el mismo año que se publicó. De ese evento se desprende una fotografía en blanco y negro donde se aprecia al autor de “Todas las sangres” muy cerca del escritor arequipeño.

WhatsApp Image 2022 01 18 at 13.27.56
Presentación de “Los inocentes” en el bar Palermo (1961), sentados Luis Alberto Peláez, Alfredo Ponce Chirinos, Carlos Thorne, Manuel Baquerizo, José María Arguedas. De pie: Eleodoro Vargas Vicuña y Oswaldo Reynoso. Al fondo entre el gentío, Martín Adán y detrás, Nicomedes Santa Cruz.

Sin el espaldarazo de la reseña que le dedicó el tayta, probablemente, “Los inocentes” no hubiera tenido tanta llegada entre los lectores, sobre todo porque el texto se publicó en “El Dominical”, suplemento cultural que en aquella época era una caja de resonancia literaria significativa debido a los pocos espacios que gozaba la crítica literaria periodística. En reiteradas ocasiones, Reynoso agradeció el juicio certero que Arguedas tuvo para con su primer libro de cuentos.

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último