Hasta la vista Marcelo

El final de una era

Marcelo se despide del Real Madrid luego de 16 temporadas ganando su quinta Champions.

Santiago Bernabéu está de fiesta; sin embargo, el momento se vuelve triste cuando Marcelo sale al último con el título, se arrodilló, luego se acerca a sus compañeros y rompe en lágrimas. El brasileño se despide del cuadro blanco luego de 16 temporadas y convertirse en el jugador con más títulos de su historia. 

Paolo Maldini, Nilton Santos y Roberto Carlos son algunos de los que dejan huella en su puesto. Este último recibe a un joven jugador llegado de Brasil en el Real Madrid. Un jugador que marcaría una época y se convertiría en referente para muchos jugadores de la casa blanca. Marcelo es una leyenda en actividad.

La temporada 2006-2007 de la Primera División de España ve el inicio de varios jugadores que serían leyendas. Un joven Dani Alves en Sevilla, Lionel Messi empieza a aparecer, Diego Forlán, Fernando Torres son de los jugadores que empezaban a marcar una época. Sin embargo, se marcaba el final de una leyenda como Roberto Carlos. 

A finales del 2006, Real Madrid presenta a un jugador de 18 años llegado de Fluminense. El zurdo llega con el objetivo de convertirse en el nuevo lateral del club por los próximos años. Al inicio su contrato solo era por 5 años, pero se extendió debido al gran nivel que siempre mostraba en los partidos.

Marcelo llega al cuadro blanco en un momento de reconstrucción. Fabio Capello, entrenador de ese momento, cuenta con jugadores como Iker Casillas, Ruud van Nistelrooy, David Beckham, Fabio Cannavaro, Raúl González, Ronaldo y Roberto Carlos. Este último se encargó de hacer sentir al brasileño como en su casa; además, sabía que era el encargado de tomar su puesto durante los próximos años. 

La relación entre los dos brasileños es muy buena. En distintas entrevistas, Marcelo menciona que su máximo referente, siempre, fue Roberto Carlos, esto influye al momento de determinar su posición en el campo. Además, el veterano invita al joven a compartir la Navidad en su casa. Lo hace sentir en casa. Incluso, Real Madrid tiene en mente cederlo un tiempo, pero siempre protegió a su compatriota. La mejor confianza que un joven podía tener era el respaldo de su propio ídolo.

El 7 de enero de 2007, Marcelo entra a la cancha para sustituir Michel salgado en un partido contra Deportivo de La Coruña. El partido termina 2 a 0 con derrota para los madridistas. Un debut amargo para el jugador, pero en el fútbol todo tiene su momento.

Esa temporada, Real Madrid logra ganar su liga número 35. Era el primer título de Marcelo con los merengues. El primero de muchos es muy importante. Se empieza a escribir una historia que sería inolvidable para todos los madridistas.

Fue un jugador clave para que el equipo pueda conseguir la tan ansiada décima. Es más, marca el tercer gol en la final contra el Atlético Madrid. El brasileño entra en el minuto 59 para sustituir a Fábio Coentrão cuando iban perdiendo 1 contra 0. Este campeonato marca la primera Liga de Campeones en la historia del lateral.

Real Madrid logra ganar 3 Champions seguidas: 2016, 2017, 2018. En estos 3 títulos, el lateral izquierdo es escogido parte del equipo ideal de la Liga de Campeones. Su número 12 será recordado por siempre en el club. 

Adiós

“No me siento una leyenda, soy una persona que disfruto cada momento. He tenido la suerte de ser capitán y levantar la Copa antes de mi adiós”, fueron las palabras ese día que ganó su último título con el Real Madrid. Sin embargo, el lateral se va como una estrella, debido a que marcó una época. Sus 546 partidos y 38 goles oficiales le responden al jugador diciéndole que no solamente es una leyenda, es un ícono. 

Con 34 años, la legendaria carrera de Marcelo en el Real Madrid llegó a su fin el último sábado ganando su quinta Champions. Su palmarés consta de 25 títulos vestido de blanco. Sus 5 Champions League, 4 Mundiales de Clubes, 3 Supercopas de Europa, 6 Ligas, 2 Copas del Rey y 5 Supercopas de España lo convierten en el futbolista más laureado de la historia del equipo. Esta temporada logró ganar los 3 títulos que le faltaban para superar a Paco Gento, quien contaba con 23. 

Hasta el momento, no hay informes oficiales, ni declaraciones del jugador sobre su futuro. La opción más fuerte es la de un regreso al club que lo vio nacer marcando el inicio de su carrera futbolística, Fluminense. No hay duda, el brasileño sería un refuerzo de lujo para el equipo y alegraría a todos los fanáticos del Tricolor. ¿Será el momento de pegar la vuelta o continuará su aventura en Europa?

La historia de Marcelo en Real Madrid es un ejemplo de compañerismo, disciplina, humildad, entrega y talento. Todas estas virtudes sumado a un trabajo y esfuerzo logra buenas recompensas. El lateral se despide del cuadro blanco por todo lo grande. 

El brasileño vio a Iker Casillas y Sergio Ramos levantar el título como capitanes; sin embargo, el sábado fue el momento en el cual le tocó alzar la Orejona. Los fanáticos siempre tendrán en la mente su número 12 y su amor por el club. Sin duda alguna, el fin de una era es triste, pero el legado de este jugador es digno de admirar. Además, la mejor manera de irse es ganando como lo hizo este jugador. No es una leyenda ¡Es un ícono!

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último