Avatar photo
Este artículo es de hace 6 años

Luis Alba Rico: “Lo único que le sobra al capitalismo para ser perfecto son los seres humanos”

/
Escuchar este artículo
Audio generado con inteligencia artificial. Debido a la naturaleza del proceso, pueden presentarse pequeñas variaciones en las pronunciaciones. Para una experiencia óptima, recomendamos revisar el contexto o consultar la transcripción si surgen dudas.

El filósofo y escritor Luis Alba Rico siempre materializa aportes que sorprenden e incitan a pensar y como pensar, en este y en todos los tiempos, es tarea humana por excelencia, me permitiré citar algunas respuestas de Alba Rico a su entrevistadora. Recuerda el filósofo a Kafka cuando éste afirma que el capitalismo “es un estado del mundo y un estado del alma”– y agrega “es el de que la calidad de vida es directamente proporcional a la cantidad de mercancías que atraviesan, a toda velocidad, nuestras almas. El capitalismo es una civilización abstracta y bulímica que se sostiene sobre la insatisfacción, pero cuyos excesos son estrictamente necesarios y, por lo tanto, incompatibles con los “lujos”; es decir, con los placeres económicamente irrelevantes o no funcionales.” “Vivimos en el reino de lo siempre insuficiente”

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Más adelante a una pregunta de la entrevistadora sobre el “mercado laboral, responde:

“Mercado” era el lugar físico donde los cuerpos individuales se intercambiaban valores de uso concretos. Bajo el capitalismo ya no es un “lugar” sino una “lógica”: la de la transformación de todos los cuerpos y todos los objetos en “mercancías”, y eso incluye la tierra, el agua, el fuego, el aire… y los seres humanos. El llamado “mercado laboral”, que agota en su seno toda la antropología capitalista, exige la adaptación de los cuerpos y mentes humanas a las necesidades cambiantes del Mercado; es decir, a la producción ampliada de riqueza abstracta. No está claro que una criatura con dos brazos y dos piernas, un cerebro finito, con ganas de amar y ser madre (o padre), mortal y soñadora, sea el instrumento más eficaz para ese propósito. Por lo tanto hay que transformarla. El único “hombre nuevo” que ha producido la Historia lo ha producido el capitalismo.

SIGUE LEYENDO DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Y una última pregunta con una respuesta diáfana. “¿Quién decide sobre la vida y la muerte de los seres humanos?” “Decide el poder soberano, que es tanto más soberano en la medida en que afecta a más gente y desde más lejos. En este mundo, los humanos individuales vivimos más o menos tiempo según el lugar donde nacemos; y ese lugar no es la convergencia de los esfuerzos existenciales que allí se aplican sino el resultado de una decisión tomada en una habitación cerrada a miles de kilómetros de distancia.”

Esta es una columna
El análisis y las expresiones vertidas son propias de su autor/a y no necesariamente reflejan el punto de vista de EL PERFIL
Sobre la firma
Rosario, Argentina (1942). Ha trabajado más de 30 años en distintos medios de comunicación de Argentina y Perú. Ha sido asesor del director general de la Organización de las Naciones Unidas (UNESCO) en temas de juventud y ha asistido a proyectos en África, Europa y América Latina. Ha publicado los libros Jugar a vivir (2005) y Sábados en familia (2008). Recibió el Premio Peter Berenson de Amnistía Internacional por su defensa a los Derechos Humanos.
Lo último