Alfredo Bryce Echenique

Se agota edición conmemorativa de “Un mundo para Julius”

Julius, protagonista de la primera novela del escritor peruano, es ahora un cincuentón. Le dedicaron un recorrido virtual y está a punto de llegar a la pantalla grande. Editorial Peisa está reimprimiendo famosa novela.

“Un mundo para Julius”, obra culmen de Alfredo Bryce Echenique, tiene una edición conmemorativa por los 50 años. Esta enésima reedición, hecha por la editorial Peisa, cuenta con un prólogo del crítico literario español Luis García Montero, y pertenece a la serie Río hablador.

Bryce anunció en mayo pasado que su primera novela sería reeditada por sus bodas de oro, aunque no brindó más detalles. A menos de un mes de haberse publicado, la edición de aniversario de la novela ya se agotó. La editorial Peisa le dijo a EL PERFIL que el 22 de septiembre aparecerán más ejemplares de “Un mundo para Julius”.

Julio Ramón Ribeyro, en 1953, escribió el ensayo “Lima, ciudad sin novela”, donde criticó que ninguna novela haya sido “el reflejo más o menos aproximado de lo que esta ciudad tiene de peculiar”. Años después, aparecieron novelas ambientadas en Lima y que retrataron sus sociedades, una de ellas fue “Un mundo para Julius”.

Fue en París donde Bryce Echenique empezó a escribir un cuento titulado “Las inquietades de Julius” que, luego, se fue extendiendo hasta convertirse en una novela. En esa estadía europea, Bryce conoció a Carlos Barral, quien envió el borrador de la novela al prestigioso Premio Biblioteca Breve de la editorial Seix Barral en 1970.

Para desdicha de Alfredo Bryce, cuya creación literaria competía con “El obsceno pájaro de la noche”, del escritor chileno José Donoso, el certamen fue suspendido por problemas internos en la editorial. Barral se abrió de la casa editora y fichó al escritor peruano, de 30 años en ese entonces, para que forme parte de su nueva aventura editorial.

Barral apresuró la publicación de la obra y le encargó las correcciones a un corrector peruano. El editor le entregó un primer ejemplar al autor de “Tantas Veces Pedro”, quien ubicó 750 erratas que le disgustaron. Así, “Un mundo para Julius” fue el primer título que publicó el sello español Barral Editores.

Enfadado por las intromisiones del corrector, Bryce decidió publicar la segunda impresión de la novela sin considerar las correcciones. Entonces, el editor resolvió en publicar el libro bajo la revisión y aprobación del autor. El libro llegó a las librerías y era la primera vez que un escritor de origen oligarca escribía sobre su clase social.

Cuando el libro llegó al Perú en 1970, el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas la tildó de novela parricida. El escritor peruano dijo en una entrevista que una de las cosas más asombrosas que había escuchado sobre su primera novela era que un ministro afirmó que “el general Velasco Alvarado y Alfredo Bryce habían terminado con la oligarquía peruana”.

Dos años después de haberse aparecido, “Un mundo para Julius” fue galardonada con el Premio Nacional de Literatura de Perú. En 1974, logró el Premio a la Mejor Novela Extranjera en Francia. Estos galardones pusieron a Bryce en el mapa literario de Latinoamérica.

Los elogios no tardaron en llegar. Gabriel García Márquez sentenció que “este libro de Bryce Echenique es una de las mejores novelas escritas por un autor latinoamericano”. Añadió que esto se debía a “la inteligencia de su factura, la ciencia de su lenguaje, la mezcla sutil de ironía, nostalgia y humor, y la aguda visión de lo real que conforman su esencia”.

La obra fue leída, en su momento, como una crítica a la oligarquía limeña, una revisión severa de la pirámide social. También significó un quiebre en la narrativa peruana tradicional al retratar la convivencia de dos mundos opuestos: el de la servidumbre y la oligarquía limeñas, bajo la oralidad, principal recurso de Bryce.

En sus casi 600 páginas se percibe un humor sensible: la estética de su ironía suave, que recorre todos los episodios de la novela. En estos, a través de sus personajes, Bryce denuncia el clasismo y el racismo. Estas prácticas, a pesar del paso de los años, recuerda el mismo Bryce, hoy persisten en la sociedad.

La novela, como aseguran muchos de sus lectores, posee varios elementos biográficos de su autor. Incluso, el tataranieto del expresidente José Rufino Echenique ha reconocido que existe una correlación entre su etapa de infante y Julius, una especie de álter ego. Hoy Julius es un cincuentón.

El libro está dedicado a Maggie, su primera esposa, quien le insistió a Bryce en terminar la novela, con la condición de que, si no lo hacía, iba a dejarlo. “Si hoy volviera a escribirla, se lo volvería a dedicar”, expresó Bryce en una conferencia. Maggie, además, bautizó como Susan a la madre del pequeño Julius.

La publicación de “Un mundo para Julius” afectó emocionalmente a su autor, porque mucha gente se le acercaba con distintas interpretaciones de su obra, que él no sabía cómo responder. “Reaccioné mal al éxito de mi primera novela”, recordó Bryce en el Hay Festival Arequipa, en 2018.

La obra saltó de las bibliotecas a la televisión. En Colombia, la novela fue adaptada como miniserie. Y en el Perú, llegará a la pantalla grande bajo la dirección de la cineasta Rossana Díaz Costa. Las grabaciones de la película culminaron en noviembre pasado, pero el estreno sigue pendiente debido a la pandemia que golpeó a la industria del cine.

A inicios de año, el investigador literario Luis Rodríguez Pastor organizó un recorrido virtual llamado “Julius en la ciudad”, donde brindó muchos datos sobre la novela. Algunos de ellos son que tanto Bryce como Julius estudiaron en el Inmaculado Corazón de Miraflores, o que el palacio donde nació Julius está inspirado en la casa familiar de la cuadra 22 de la avenida Salaverry.

“Un mundo para Julius”, que “surge tras la lectura de Cortázar con el cual descubrí mi estilo, la oralidad, la ironía, los diferentes tipos de humor”, es uno de los libros más preferidos por peruanas y peruanos. Prueba de ello es que, a menos de un mes de haberse publicado, la edición conmemorativa se agotó, probablemente, lo mismo ocurrirá con las reimpresiones que le sucederán.

También lee

Lo más leído

Más de

Lo último